Sequía deja al descubierto un convento colonial en Chiapas

Sequía deja al descubierto un convento colonial en Chiapas
Los pobladores aseguran que el lago artificial se está secando porque van a limpiar las turbinas de la central de Malpaso (Fotograma: YouTube)

Por: Adoración Araiza 

Chiapas (Rasainforma.com).- El nivel del agua en la presa Malpaso ubicada en el cauce del Río Grijalva, bajó como nunca antes debido a la sequía, por lo que este año los pobladores de Apicpac, en Chiapas lograron apreciar el antiguo Convento de Santiago Apóstol, una estructura barroca que data del siglo XVI y que fue sumergida desde 1966.

A pesar de las décadas bajo el agua y las inclemencias del tiempo la fachada ha logrado conservarse, el nuevo Quechula llegó a ser un poblado grande, incluso municipio, y fue un bastión de la evangelización española de las comunidades indígenas zoques de la ribera del Grijalva en el siglo XVI.

De acuerdo con Antonio González Hernández hace 59 años el mundo se vino abajo para los habitantes del pueblo de Quechula, con la construcción de una de las hidroeléctricas más grandes de México, la central Nezahualcóyotl, mejor conocida como presa Malpaso, cuya construcción terminó en 1966.

Los pobladores se vieron obligados a abandonar sus tierras para reubicarse en otro lugar fuera del alcance de las aguas, hoy en día el único vestigio que da cuenta de la existencia del pueblo es el Convento de Santiago Apóstol, monumento histórico de la época colonial de estilo barroco y que se resiste a caer en su totalidad a pesar del azote de las fuertes corrientes.

Algunos temblores registrados en esta región del sureste de México han provocado que las paredes se vengan abajo y otras han quedado cuarteadas.

Un rico hacendado identificado como Saúl Pérez se resistió a abandonar su vida en el poblado afirmando que de ahí no se movía, sin embargo, cuando el agua llegó a sus pies se vio obligado a salir de su rancho abandonando toda su riqueza. Según dice, había tres grandes tinas llenas de oro que todavía están sepultadas bajo toneladas de arena a orillas del embalse.

La "la ruina" llega a ser visible en temporada de estiaje, de febrero a mayo, y se vuelve a esconder bajo el agua en la época de lluvias de junio a diciembre.

Los pobladores aseguran que el lago artificial se está secando porque van a limpiar las turbinas de la central de Malpaso, y que el nivel de las aguas ha bajado 60 metros.

Con información de Televisa.NEWS

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com