Presentan regidoras de Penjamillo denuncia penal por amenazas, agresiones y lesiones

Las mujeres describen las agresiones que sufrieron el 20 de septiembre y rompen en llanto al recordar las amenazas de muerte
Presentan regidoras de Penjamillo denuncia penal por amenazas, agresiones y lesiones
NAOMI CARMONA

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Fue el 20 de septiembre cuando cinco mujeres pertenecientes al cabildo de Penjamillo, y sus familias salieron de ese municipio tras haber vivido agresiones y amenazas directas al interior de las viviendas de dos de ellas. La primera acción de estas últimas fue presentar una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia de Michoacán (FGE), y durante este periodo buscan obtener refugio político por el temor de ser perseguidas.

En la ciudad donde hoy viven se mantienen juntas y en constante movimiento. Se han dirigido a autoridades estatales, al Congreso de Michoacán, a sus presidentes de partido; la desatención y desinterés son las únicas constantes.

Tres de ellas decidieron acercarse a los medios de comunicación, a las otras dos el miedo les impide hablar. Prefieren el anonimato por temor a represalias.

Xóchitl Careli del Río Carranza es la presidenta municipal de Penjamillo, cargo al que subió ante la desaparición de Gilberto Mejía Salgado a finales de junio de 2021.

Las funcionarias comenzaron a señalar la irregularidad de que fuera el asesor de la alcaldesa quien presidiera las sesiones de cabildo y no el Secretario del Ayuntamiento. La molestia se hizo pública a voz de algunas regidoras y es cuando empiezan las supuestas amenazas.

El 13 de febrero se estaría analizando la Cuenta Pública trimestral de Penjamillo, un día antes sujetos desconocidos arribaron a las viviendas de dos de la mujeres (a quienes en esta redacción nos referiremos con las iniciales V. y T.) para dejar un mensaje de alerta:

"Bájale de huevos porque aquí la que manda y la que decide es la presidenta".

A partir de ese día y con aparentes amagos, mencionan, el resto de las votaciones en el cabildo de Penjamillo fueron a favor y sin discusión, situación que cambió a partir de supuestos malos manejos de las finanzas municipales y actas de sesiones modificadas irregularmente. La sospecha de las regidoras las llevó a comenzar a pedir información sobre el recurso público y la tensión regresa a la administración.

Mencionan que el 20 de septiembre la votación fue en contra del proyecto de presupuesto, donde además se generó una nueva discusión con el asesor de Xóchitl del Río.

A V. la siguió un sujeto en motocicleta, se aparta a los minutos y ella llega a su casa rodeada por tres vehículos y alrededor de 15 sujetos supuestamente encapuchados. Hincan en la sala a la madre de V., y a su hijo de 17 años; los colocan boca abajo y el adolescente se dirige a su madre: "Mamá te quiero mucho". La mujer rompe en llanto y describe los golpes que sufrió: golpes en la cabeza, patadas en las costillas, cinturonazos en los glúteos, patadas en las ingles.

Menciona que le robaron joyas y otros objetos de valor, sin embargo, había especial interés por un Ipad, aparato en el que la funcionaria grababa las sesiones de cabildo.

"Me dijeron: esperamos que con esto entiendas, porque si no vamos a venir por tu hijo, te lo vamos a cortar en pedacitos y te lo vamos a tirar a la carretera, y en eso gritan, ¡Tómenle fotos a ese güey, descúbranlo! Dijeron, aquí no pasó nada, y se fueron", narra la mujer sin poder contener las lágrimas.

Con T. la narración es similar: dos camionetas con sujetos abordo llegaron a su casa, hincaron a su madre de 49 años y su hermano de 15, a ella la separan de su familia y la golpean con un objeto en la cabeza, la jalan del cabello, le pisan la cabeza, le dan cinturonazos y cachetadas. Los agresores amenazan a su hermano y se llevan una agenda, donde la funcionaria tomaba relación de las sesiones de cabildo.

El temor las hace huir a V. T. y otras tres funcionarias con sus familias y su primera acción es interponer una denuncia, pero un repetitivo "no es relevante" fue el argumento del Ministerio Público que tomó en ese momento su denuncia, Humberto Cano. Poco después presentaron una ampliación de sus denuncias.

Las mujeres se sienten revictimizadas en todas las instituciones; se acercaron a la Fiscalía General de Justicia de Michoacán, al Congreso del Estado, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), a sus partidos políticos que las representan.

Mencionan tener crisis de pánico y ansiedad tras lo ocurrido y temen por su vida. Adelantan no regresar a la política y sólo buscan conseguir asilo político y dejar atrás este episodio. Aseguran que el cabildo de Penjamillo sigue operando con aparente irregularidad, pues están ausentes desde hace tres semanas cinco de sus integrantes.

El Secretario de Obras Públicas del municipio, Valentín Duarte Rivas, se encuentra desaparecido desde el 20 de septiembre, misma fecha en la que fueron agredidas.

AC

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com