Opinión: Perdió la democracia

Opinión: Perdió la democracia
(Foto ilustrativa)

Por: Felipe Álvarez Olmedo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Venezuela está en un declive democrático desde que en 1999 Hugo Chávez instauró la ideología del libertador Simón Bolívar al llegar a la presidencia y adoptar en el país latinoamericano la Revolución Bolivariana.

El presidente Hugo Chávez era una figura que generaba controversia y debate por sus políticas de carácter fascista como la segunda implementación del Plan Ávila en 2002 (plan de contingencia militar diseñado para combatir la desobediencia civil), los evidentes ataques contra la libertad de prensa y la libertad de expresión, y las intromisiones del Poder Ejecutivo presidido por el mismo Chávez al que constitucionalmente debe ser autónomo Poder Legislativo Venezolano. Chávez murió en 2013,  pero con él no murió el régimen.

¿Cómo llegó Maduro, el sucesor de Chávez, al poder?

Nicolás Maduro llegó al poder en 2013 mediante un evidente ventajismo político derivado de su cargo como presidente interino de Venezuela al momento de la contienda y los comicios electorales, mientras su opositor Henrique Capriles Radonski tenía derecho a emitir propaganda por un lapso de cuatro minutos diarios por canal televisivo, Maduro usaba esos cuatro minutos que por ley se le permite a cada candidato más diez minutos diarios por canal en donde utilizaban los anuncios de los servicios públicos para exaltar su figura, y una cantidad de tiempo ilimitada para "anuncios de difusión nacional obligatoria". El 10 de marzo de 2013, viéndose derrotado, Maduro acusaría públicamente a Capriles de intentar sabotear las elecciones calificando a la oposición como "un dardo envenenado de odio y provocación" para perturbar la paz en el país y generar violencia. El 14 de abril de 2013, presumiblemente Maduro ganó las elecciones por una superioridad de 223 mil 599 votos sobre su contendiente.

Las política de totalitarismo del Gobierno Bolivariano incrementó sustantivamente llegando a puntos terroríficos, Maduro en cuatro años ha conseguido establecer una grave crisis de respeto a los derechos humanos en Venezuela con el acallamiento oficial de la oposición, el encarcelamiento de tres mil 677 antagonistas y la desaparición de personas opuestas al régimen, siendo que hay 46 muertos reconocidos oficialmente, aunado a ello, sus políticas económicas de control de precios y control de divisas han derivado en que Venezuela tenga la inflación más alta en el mundo (más de 800%), la crisis humanitaria de escasez de comida (82%) y medicinas y el incremento del índice delictivo emanado de la escasez.

Por todo esto, no sorprendió al mundo la noticia de que el Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela (TSJ) decidió asumir las funciones legislativas mientras la Asamblea Nacional (también Parlamento) se mantenga en "desacato".

¿A qué se refieren con "desacato"?

El desacato fue dictado por el propio TSJ después que la Asamblea incorporase a tres diputados del estado de Amazonas después de haber sido impugnada su elección en los comicios de las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015.

Aunado a ello, el lunes 9 de enero de 2017, la Asamblea Nacional aprobó la figura de abandono del cargo del presidente Maduro, virtud a ello, el TSJ reafirmó la orden que emitió a la Asamblea Nacional mediante la Sentencia 948 de la Sala Constitucional del 15 de noviembre de 2016, en la cual se dictaminó que el Parlamento debía "abstenerse de continuar el procedimiento de declaratoria de 'responsabilidad política' contra el Presidente de la República", dicha orden fue desacatada por el Parlamento y se declararon nulas sus actuaciones.

Este miércoles pasado, mediante la sentencia 156 de la Sala Constitucional, el TSJ ha declarado la desobediencia institucional parlamentaria y ha declarado que "mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho".

¿Esto qué quiere decir?

El parlamento ha sido disuelto por el Poder Judicial, los poderes legislativo, ejecutivo y judicial en Venezuela se han disminuido a ejecutivo y judicial. Se ha afianzado la dictadura oficialista en Venezuela, se ha realizado un auto golpe de estado y América Latina está retrocediendo cada día más en su historia.

¿Existen sanciones internacionales?

Perú ha actuado bien, ha roto todas las relaciones diplomáticas con Venezuela por atentar contra la democracia y contra el orden constitucional, todos los países deberían hacer lo propio; existe un ultimátum y se debate la suspensión de Venezuela de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Venezuela debe ser suspendida, se ha violado el orden democrático y con él los principios básicos de la OEA.

Esta ideología chavista bolivariana es la vertiente de un socialismo obcecado y plenamente nacionalista que busca posicionar el culto a la imagen de un líder supremo que, de acuerdo con la doctrina oficialista, salva constantemente al estado de las potencias extranjeras, sin embargo, el peligro se encuentra dentro de las fronteras, el "Socialismo del Siglo XXI" no es más que el mismo socialismo que azotó y suprimió la libertad individual de los ciudadanos de la Unión Soviética, Yugoslavia, Cuba, Corea del Norte y tantas naciones que han padecido los males de quienes creen tener el derecho de suprimir nuestra independencia y decidir por nosotros.

El ciudadano debe luchar por la emancipación de sus derechos, su pleno albedrío y pluralidad de ideas, ningún político es nuestra esperanza antes que el estado.

Latinoamérica ya es presa de las dictaduras del Siglo XXI

¡Perdió la democracia!

jcms

Síguenos en Google News para estar bien informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com