"Ya no alcanzaron a usar el hacha", Hanna declara en audiencia de Jessica

Hanna negó ante la insistencia de la defensa del vinculado, haberse presentado este viernes a audiencia por presiones del Ministerio Público
"Ya no alcanzaron a usar el hacha", Hanna declara en audiencia de Jessica
ARCHIVO/JOSIMAR LARA

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Hanna S., de cabello amarrado, ropa negra, porta un cubrebocas gris y pide perdón cuando comienza a llorar, al recordar el momento en el que Diego S., le reveló detalles de lo ocurrido el 21 de septiembre de 2020, cuando él vio un cuerpo en la cajuela de Diego Urik N.

El 22 de septiembre se llevó el Volkswagen Polo gris de Diego, al autolavado "Elite" en Morelia, sin saber porqué su amigo le habría pedido ese favor. La joven ya se sentía incómoda por acciones y sucesos que ocurrieron durante la madrugada, sin embargo, accedió como último encargo, guardar en su casa una chamarra café, prenda de Diego y un hacha nueva.

Esa tarde Diego ya había sido ubicado por personal de la Fiscalía General de Justicia de Michoacán, y llamado a brindar su declaración sobre Jessica González Villaseñor. Fue entonces que él y su padrastro, se pusieron en contacto con un abogado de la familia.

"Me dijo que no quería ir a la cárcel", menciona Hanna ante el juez de oralidad, Ariel Montoya Romero. "Entré en shock cuando ya estaba lejos de Diego, empecé a llorar, nunca había vivido algo parecido, de que alguien fuera llamado por la autoridad".

Ese mismo fue el último día en que vería a su amigo en libertad, se abrazaron y él se fue con sus padres.

El 23 de septiembre, Diego S., la contactó alrededor de las 16:00 horas, le preguntó si sabía lo que había pasado, ella lo negó y comenzó la narración. El 21 se septiembre, Diego S. había sido convocado por Urik, pasó a un centro comercial y compró un hacha y bolsas negras.

Al pasar las horas se reunieron él, Yahir N. y Urik en el fraccionamiento Bosque Monarca, fue entonces cuando presuntamente el joven les enseñó un cadáver de una mujer en la cajuela. Hanna cuestionó a Diego S. cómo sabía que la persona inerte estaba muerta, y la respuesta fue "porque tenía espuma en la boca", Hanna rompe en llanto y pide una disculpa al juez.

Sobre el objeto con filo la joven narró la confesión de su amigo, "dijo que la hacha ya no la habían alcanzado a usar, que Diego Urik le había mencionado que la cortarían pero ya no alcanzaron".

Hanna señala haber estado consciente de que la llamarían a declarar ante la FGE, y negó ante la insistencia de la defensa del vinculado, haberse presentado este viernes a audiencia por presiones del Ministerio Público.

"Vine porque quería decir mi verdad a pesar de que me cueste estar aquí, es porque quiero y porque entra en mis valores, independientemente del criterio de oportunidad".

AC

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com