Voladores de Tlalpujahua participan en celebración del primer año de Cencalli

Se llevó a cabo la ceremonia ritual de siembra del palo volador en el Centro Cultural Los Pinos
La práctica está ligada a la agricultura y fertilidad de la tierra
La práctica está ligada a la agricultura y fertilidad de la tierraCORTESÍA

Ciudad de México (MiMorelia.com).- La Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum), en coordinación con el municipio de Tlalpujahua, fortalecen la colaboración y el desarrollo cultural comunitario en San Pedro, Tlalpujahua, con la presencia de ocho jóvenes voladores en el Centro Cultural Los Pinos, donde se desarrolló el Ritual de los Voladores, en el marco del primer aniversario del Cencalli, casa del maíz y la cultura alimentaria en la CDMX.

Los Voladores de San Pedro, Tlalpujahua son de origen Mazahua y pertenecen a la tradición de Voladores de Veracruz, Puebla, San Luis Potosí, Hidalgo y Michoacán, considerados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, razón por la cual la Secum apoya la salvaguarda de la tradición de los voladores como patrimonio cultural.

Los jóvenes Voladores de San Pedro, Tlalpujahua son Ángel Martínez Rivera, Pedro Martínez Rivera, Érick Montiel Ramírez, Karen Mocosa Escobedo, Saúl Dedillo Escobedo, José Jesús Neri, Brandon Donovan Escobedo y Carlos Medina Valdez, quienes estuvieron en el ritual ceremonial del programa establecido por la Secretaría de Cultura Federal, en coordinación con la Dirección de Culturas Populares.

CORTESÍA

Esta práctica, ligada a la agricultura y fertilidad de la tierra, es una de las más antiguas de diversos pueblos indígenas de México y Centroamérica. Previo a su siembra, el proceso del palo volador del Cencalli inició con el recorrido de una comisión de Voladores que se adentró a la Cumbre de Santa Catarina, Acaxochitlán, Hidalgo, en busca de un árbol que reuniera las características de altura y fortaleza.

Después de distintas ceremonias que forman parte del proceso de “corte, arrastre y siembra”, llegó a la Plaza Cencalli.

CORTESÍA

El viernes 2, desde muy temprano se llevó a cabo la ceremonia ritual de siembra del palo volador con el levantamiento de este elemento vital en la danza. Mediante tarros y polines de madera que formaron orquetas tipo tijera, alrededor de 50 integrantes del Consejo para la Protección y Preservación de la Ceremonia Ritual de Voladores iniciaron la titánica tarea de sembrado del palo volador, un cedro blanco de 25 metros de altura.

Posteriormente, se llevó a cabo una ceremonia de permiso y ofrenda para el vuelo de prueba.

El evento contó con la compañía de habitantes de diferentes comunidades de donde provienen los voladores de Papantla, Veracruz; además de danzantes de Cuetzalan, Puebla, así como autoridades del municipio de Tlalpujahua y de la Secum.

EA

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com