Llegada de Bedolla, entre acuerdos, promesas y ausencias anunciadas

En el evento brilló la ausencia de Silvano Aureoles, quien envió a su exsecretario de Gobierno, Armando Hurtado Arévalo, para ceder la batuta del Ejecutivo estatal
Llegada de Bedolla, entre acuerdos, promesas y ausencias anunciadas
Carlos Torres Piña, sostuvo una reunión con una comitiva de la CNTEFB/ALFREDO RAMÍREZ BEDOLLA

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El día de Alfredo Ramírez Bedolla llegó y, después de un cúmulo de recursos jurisdiccionales a través de los cuales se buscó arrebatarle la gubernatura, rindió protesta como gobernador constitucional de Michoacán, en compañía de referentes de la clase política del estado, y con la anunciada ausencia del gobernador saliente, Silvano Aureoles Conejo.

La cita para la toma de protesta de Alfredo Ramírez fue programada a las 11:00 horas de este viernes en el Centro Cultural Clavijero, pero no fue hasta eso de las 12:00 horas cuando inició la Sesión Solemne del Congreso con que el morenista se convirtió oficialmente en gobernador constitucional de Michoacán.

Antes de que esto sucediera el ambiente que se vivía en el Centro Histórico de Morelia anticipaba la llegada de un nuevo gobernador, y no precisamente por el júbilo que se vivía, sino por la presencia de agremiados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que exigían el pago inmediato de los salarios que la administración saliente no depositó.

De hecho, la presencia de la disidencia magisterial en el corazón de Morelia terminó por retrasar el inicio de la toma de protesta, pues sus exigencias causaron eco y consiguieron establecer una reunión con el gabinete Bedollista para dar seguimiento a sus demandas.

A contrarreloj, acuerdos con la CNTE

A contrarreloj, el nuevo secretario de Gobierno, Carlos Torres Piña, sostuvo una reunión con una comitiva de la CNTE, a la que se dirigió para comprometer el pago de los pendientes que dejó el gobierno perredista, luego de anunciar que en próximos días se establecerá una mesa de trabajo con autoridades federales, bajo la intención de poner fin a los conflictos magisteriales que año tras año se registran en la entidad.

El reloj seguía corriendo, la toma de protesta de Bedolla se retrasaba y la CNTE acordó retirar el plantón que, desde el pasado 27 de septiembre, había establecido frente a Palacio de Gobierno.

Los acuerdos fueron más allá, ya que el gobierno bedollista se comprometió también a girar un memorándum dirigido al sector privado e instituciones crediticias, para solicitarles “flexibilidad” en la demanda de pago a los trabajadores de la educación, derivado de los pendientes que heredó la nueva administración estatal.

Inició la toma de protesta... Silvano no llegó

La toma de protesta de Ramírez Bedolla inició a eso de las 12:00 horas y, como ya se anticipaba, el gobernador saliente, Silvano Aureoles Conejo, brilló por su ausencia.

En su lugar asistió el hoy exsecretario de Gobierno, Armando Hurtado Arévalo, quien de manera discreta y después de haber condenado la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) con que se ratificó el triunfo de Bedolla; cedió la batuta que, en un gesto político, debió entregar su exjefe en el Ejecutivo estatal.

Nacen las propuestas

En medio de este escenario, el gobernador Alfredo Ramírez expuso varias de las propuestas con que iniciará su gobierno, dentro de las cuales destacó el reconocimiento nacional de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

A este compromiso le siguió el de poner fin a los conflictos que giran en torno a la nómina magisterial, tras insistir en que buscará que ésta sea absorbida por el gobierno que lidera el presidente Andrés Manuel López Obrador.

También advirtió que las reformas a la Ley Orgánica Municipal del Estado que promovió en el Congreso irán en serio, y que 129 comunidades indígenas podrán acceder a su autonomía financiera si así lo desean.

Con un amplio discurso, en el que se contempló también el compromiso de restablecer el tejido social de Michoacán, atacar la crisis de seguridad y potenciar el desarrollo económico del estado, Alfredo Ramírez se despidió de los presentes, acompañado de un numeroso cinturón de seguridad que le impidió a la prensa sondear la manera en que piensa hacer cumplir los compromisos antes expuestos.

Así, entre ausencias anunciadas, acuerdos con la CNTE y nuevas propuestas de cambio para el estado, Alfredo Ramírez Bedolla anunció una nueva etapa para Michoacán, donde la inclusión y la unidad, dijo, serán la bandera del gobierno que liderará por los próximos seis años.

AC

Síguenos en Google News para estar bien informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.