Golpean a sacerdote Mateo Calvillo en Michoacán; "el agresor debió ser un sicario"

Calvillo Paz es el director de la Comisión de Evangelización en Radio y Televisión para la Arquidiócesis de Morelia
Golpean a sacerdote Mateo Calvillo en Michoacán; "el agresor debió ser un sicario"
FOTOGRAMA

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El pasado fin de semana, el sacerdote Mateo Calvillo Paz, perteneciente a la Arquidiócesis de Morelia, fue agredido por un presunto sicario.

Calvillo Paz es el director de la Comisión de Evangelización en Radio y Televisión para la Arquidiócesis de Morelia, nombrado por el cardenal D. Alberto Suárez Inda.

De acuerdo a reporte de medios nacionales, el hecho de violencia contra el clérigo se registró cuando éste conducía en carretera por el municipio de Queréndaro, al noreste de Michoacán.

Te puede interesar:
Detienen a primo de "El Chueco", presunto asesino de jesuitas en Chihuahua
Golpean a sacerdote Mateo Calvillo en Michoacán; "el agresor debió ser un sicario"
"Las cosas sucedieron en 3 minutos, fue un ataque profesional, me bloquearon el carro, me agredieron a golpes, el agresor debió ser un sicario”, reza parte de la denuncia difundida.

Se sabe, el atacante, de quien se ignora su identidad, le cerró el paso al padre Calvillo Paz con un vehículo, se bajó y lo golpeó.

"[...] Un psicópata, era muy alto y fuerte, moreno, con entradas en el pelo, tenía en los puños un arma, se dirigió a mí, abrió la portezuela de mi auto, me destrozó la cara, dejándola con hemorragias terribles", señaló.

Visuales compartidos en redes sociales muestran los severos golpes de los que fue víctima el sacerdote en su rostro.

El sacerdote fue atendido en una clínica, donde se recupera de las severas lesiones. Además, se apuntó que presentará una denuncia ante las autoridades correspondientes.

Carta íntegra

Estoy viviendo una experiencia que tuvo un inicio trágico, relampagueante.

El hecho inicial. Las cosas sucedieron en tres minutos. Fue un ataque profesional, me bloquearon el carro me agredieron a golpes. El agresor, debió ser un sicario, aunque no me presento su credencial. Un psicópata, era muy alto y fuerte, moreno, con entradas en el pelo, tenía en los puños un arma, se dirigió a mí, abrió la portezuela de mi auto me destrozó la cara, dejándola con hemorragias terribles.

¿El motivo? Era un psicópata, ellos no razonan ni tienen controles.

Venía yo del oriente, en Queréndaro, entrando al pueblo.

En estos casos, hay que buscar ayuda en la Iglesia, busque al señor cura, Rafael Juárez, pronto estuvo conmigo. El director de la clínica Asunción, doctor Gerardo Aguilar, ex entrenador de aquel inolvidable equipo nuestro, BISONTES, me atendió magníficamente.

Este ataque, yo lo había presentido, a todos nos puede tocar, estoy tentado a decir: nos va a tocar. Hay que ser conscientes y estar preparados, estudiar nuestra reacción, una equivocación puede ser mortal.

Me salió muy barato, si pienso en la suerte de los hermanos jesuitas asesinados y en tantas muertes y masacres.

Me siento honrado de ser hermano de las víctimas de la violencia, inocentes, asesinados heridos despojados de sus pertenencias, expulsados de sus pueblos, de tantos muertos denunciados y de los no denunciados, los hijos perdidos, desaparecidos o enrolados con los narcos y criminales, todos los inocentes que Andrés Manuel no defiende porque anda dando abrazos a los asesinos y protege a los narcos, “porque también son seres humanos”.

Tengo un clamor a tres voces: primera voz ¡cuídense mucho, por favor! Tomen su distancia de las bandas criminales, recójanse en su casa…

Segunda voz: ¡Valoren a su gobierno! No más teatro de política, con culto a la personalidad, ideología, propaganda. Un espectáculo de pésima calidad, sin arte. Ahora es la escena de las elecciones. no más regalitos con los impuestos, no más impunidad, etc. etc. que cumpla con su deber: proteger la vida del ciudadano y sus derechos. Esta afirmación es muy grave: la Constitución los comanda al presidente.

tercera voz. ¡Vuelvan a Dios, conviértanse, háganlo el centro de su vida.

¿Les digo por que? El estuvo conmigo y me salvo´. De eso soy testigo agradecido y loco de contento.

rmr

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com