Afectados del sismo en Michoacán, entre la calidez, zozobra y deslaves

Hay más de un centenar de puntos con cierre parcial por piedras, lodo y ramas que se vinieron abajo en los sismos registrados durante las últimas horas
En la región de Aquila no se ha reestablecido la telefonía celular
En la región de Aquila no se ha reestablecido la telefonía celularRED 113

Coalcomán, Michoacán (MiMorelia.com).- Han transcurrido ya más de 36 horas del primer sismo de intensidad 7.7 que sacudió gran parte de territorio michoacano y que tuvo su epicentro cerca de Coalcomán, pero que a su paso causó daños principalmente en cuatro municipios de la Sierra Costa, donde se ha solicitado la declaratoria de emergencia y/o desastre para obtener recursos federales y atender las afectaciones.

Sin embargo, entre los pobladores se siente la calidez, se respira zozobra ante las múltiples replicas y se vive en medio de decenas de deslaves en varias carreteras.

Las demarcaciones que se han señalado para dicha declaratoria son Chinicuila, Coahuayana, Aquila y el propio Coalcomán, ya que en total suman más de 3 mil inmuebles con afectaciones, siendo 600 los que pudieran presentar algún tipo de colapso, entre los cuales hay 26 sanatorios y varias escuelas.

Te puede interesar:
Emite Consejo Estatal de Protección Civil solicitud de declaratoria de emergencia por sismo en Coalcomán
En la región de Aquila no se ha reestablecido la telefonía celular

Las instituciones de salud funcionan y brindan atención con normalidad, excepto el ISSSTE de Apatzingán, el Hospital Comunitario de Maruata y el Centro de Salud de Aquila, por lo que acordó la instalación de dos hospitales ambulantes y una unidad de móvil de la Secretaría de Salud de Michoacán para que la población reciba la atención médica necesaria.

En este mismo tenor, hasta el momento la entidad continúa sin decesos a consecuencia del sismo del lunes anterior y las múltiples replicas que se han registrado durante las últimas horas, únicamente se tiene informes de 26 lesionados, algunos por golpes leves durante el temblor, de los cuales solo una mujer continua hospitalizada en Coahuayana, debido a que presenta quemaduras por la explosión de un tanque de gas, siendo su estado de salud reportado como delicado.

Durante el recorrido realizado por RED 113 desde Coalcomán hasta Coahuayana, se pudo constatar que son al menos 100 deslaves que han afectado parcialmente las vialidades Coalcomán Aquila y Aquila-Coahuayana, mismos que bloquean parcialmente la circulación, sin embargo de manera conjunta, pobladores, autoridades municipales, Guardia Civil, Protección Civil y Sedena, colaboran para el retiro de los escombros, enormes rocas y ramas.

Sin embargo, las réplicas ocurridas generaron un deslave mayor, que obligó a cerrar el paso vehicular apenas a 5 kilómetros de la cabecera de Aquila, en la carretera que conecta con Coalcomán, debido a ello personal de la mina con maquinaria pesada laboró más de 3 horas para poder hacer un paso provisional a los automóviles.

En Coalcomán ya se trabaja hombro con hombro entre propios vecinos para ayudar a levantar los techos de teja que se vinieron abajo con el temblor y sus pobladores se han unido a las labores de ayuda que han emprendido las autoridades para colaborar con aquellos negocios y familiares que requieren apoyo, dando muestra de su calidez y calidad humana.

RED 113

No ha sido necesario el activar centros de acopio, ya que entre los ayuntamientos y la estructura del gobierno del esto se ha logrado establecer la logística que permite ya estar haciendo entrega de medicamentos, insumos y vivieres a los afectados.

Mientras que en Aquila desde el momento del primer temblor se está sin telefonía celular, mientras que durante la mañana del martes pasado se ha reestablecido el servicio de luz eléctrica, lo que no ha sido limitante para que sus habitantes comiencen a retomar sus actividades prácticamente de manera normal.

Una constante entre los testimonios recabados es la zozobra que se registren más movimientos sísmicos en las horas siguientes y es que a pesar de la resiliencia de los michoacanos, el temor de sufrir la pérdida de vidas o del patrimonio está latente, según expresaron pobladores en Coalcomán, Aquila y Coahuayana.

La ayuda necesaria continuará fluyendo, la rapidez dependerá del estado de las carreteras y que las condiciones no empeoren, a pesar de que la naturaleza fue benevolente, según palabras del gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, los daños han causado mella y el temor en la Sierra Costa, donde la invitación de quienes atienden los tres hoteles que hay en Coahuayana fue “a dormir con ropa que nos va a temblar otra vez”.

rmr

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com