Pez Tequila vuelve a su hábitat en México; un proyecto de la UMSNH

Pasaron 15 años para que la máxima casa de estudios lograra reintroducir esta especie que ya se encontraba extinta en su hábitat endémica
Pez Tequila vuelve a su hábitat en México; un proyecto de la UMSNH

El proyecto se llevó a cabo sin fondos y financiamiento

CORTESÍA

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El caso del pez Tequila, que de ser considerado extinto en su hábitat endémica volvió a la vida salvaje en el río grande de Teuchitlán, Jalisco, le dio la vuelta al mundo, y se desprende de un proyecto exitoso encabezado por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) que, con el debido financiamiento, podría ser replicado en distintas partes del país para la recuperación de otras especies que el hombre arrebató a la naturaleza.

Este proyecto inició hace más de 15 años e implicó todo un proceso de rescate y reintroducción de la especie Zoogoneticus Tequila a su hábitat natural, con una población estable, que contribuye al equilibrio del ecosistema e incide en el control de mosquitos transmisores de dengue.

CORTESÍA

Se calcula que actualmente existen en el río grande de Teuchitlán entre mil 500 a dos mil peces Tequila, característicos por su condición de vivíparos, es decir que las hembras son fecundadas y pasan un periodo de gestación de 45 días. Para la reproducción, el macho corteja a la hembra con un baile y le muestra los tonos más brillantes que posee en la cola o aletas.

Omar Domínguez Domínguez, profesor investigador de la Facultad de Biología, y cuyo equipo lideró el proyecto, era estudiante en el año de 1998 cuando se fundó el Programa de Conservación con Estanques en la UMSNH. Dos años después, un grupo de conservadores europeos trajeron unas parejas del Pez Tequila criadas en cautiverio.

CORTESÍA

En entrevista exclusiva para MiMorelia.com, el académico, adscrito al Laboratorio de Biología Acuática, compartió que tanto investigadores como estudiantes involucrados en el proyecto buscaron, sin éxito, fondos para llevar al Pez Tequila a su hábitat. Inicialmente no existió financiamiento ante la incredulidad de que, luego de 30 años la reinserción de la especie a su lugar endémico fuera posible.

"A nosotros no nos dieron financiamiento hasta que logramos demostrar que los peces podían sobrevivir perfectamente en condiciones fuera de un acuario, a partir de ahí muchas organizaciones nos dieron financiamiento, incluyendo la Conabio de México", aseguró Domínguez Domínguez, con énfasis en que durante cinco años recibieron un promedio de 2.5 millones de pesos de organismos nacionales e internacionales.

Entre algunos: Chester Zoo Garden, The Mohammed Bin Zayed Species Conservation Found, Haus des Meeres - Aqua Terra Zoo, Poecilia Scandinavia, Poecilia Netherlands, The Missouri Aquarium Society, British Livebearer Association, Goodeid Working Group, American Livebearers Association, Association Beauval Nature Pour la Conservation et la Recherche, Willema Zoo y Osrtava Zoo.

"Además teníamos el apoyo de la Universidad Michoacana, que aunque no aportó recursos líquidos sí permitió que en sus instalaciones, donde se paga luz, agua, trabajadores, profesores, investigadores, etcétera se llevara a cabo este proyecto", dijo.

Del estanque a la vida salvaje

Las crías que tenían fueron liberadas en un estanque de tierra bajo condiciones "peores” a las de su hábitat natural, y, no sólo sobrevivieron, lograron reproducirse a grado tal que para el 2014 ya tenían cerca de 10 mil ejemplares.

"Fue ahí que se logró convencer la gente”, exclamó, con énfasis en que después realizaron muestreos de agua en el río Grande de Teuchitlán, analizaron la alimentación y las posibles amenazas para el pez Tequila, ya que el cuerpo de agua tenía diez especies, de las cuales tres eran endémicas y siete (exóticas) introducidas. Una de ellas representaba un riesgo para la sobrevivencia del pez protagonista del proyecto.

CORTESÍA

Por lo anterior, narró, tuvieron que hacer trabajos para disminuir la población de esa especie y garantizar el desarrollo del pez Tequila.

Los experimentos para insertar a la nueva población comenzaron con un objeto similar a una pecera. Los ejemplares no estaban en total libertad, pero ya tenían contacto con el agua. Una vez marcados y en condiciones óptimas finalmente fueron liberados.

El entrevistado explicó que, luego de cuatro a cinco años comenzaron a extraer peces que ya no contaban con marcaje, lo que significó que se trataba de especímenes nacidos ahí mismo, por lo que se concluyó en que la especie Tequila fue reintroducida exitosamente, con la participación de la comunidad que se dio a la tarea de conservar el afluente.

CORTESÍA

A pregunta expresa, el investigador respondió que este proyecto se puede replicar en diferentes partes del país con el debido financiamiento. Ejemplificó que, en el municipio de Tocumbo, se extinguió la especie Chapalichthys Pardalis, misma que podría ser susceptible a ser reintroducida en su manantial endémico.

Adelantó que, en el mismo estado de Jalisco, llevan ya un año con un proyecto de reintroducción de otra especie.

EA

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.