La historia de un padre que enseñó a sus tres hijos a tocar música Purhépecha

La historia de un padre que enseñó a sus tres hijos a tocar música Purhépecha
Francisco Bautista, un padre que hereda el amor por sus tradiciones. (Foto: Fernando Maldonado)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Andrea Hernández).- Las enseñanzas de un padre suelen ser las más valiosas para una persona. Cuando un hombre es apasionado de lo que hace, anhela que sus hijos sigan sus pasos,  y más aún si se trata de llevar con orgullo las tradiciones de su tierra más allá de las fronteras del país.

Esa es la historia de Francisco Bautista Ramírez oriundo de Paracho, Michoacán y enamorado confeso "del arte musical purhépecha", un gusto que desarrolló desde pequeño por influencia de su padre, un músico que heredó su legado a sus tres hijos.

Con una tradición musical familiar bien fundada, Francisco tomó de su familia y la Escuela Nacional de Bellas Artes las herramientas necesarias para estar, desde hace 25 años, al frente de un grupo de música purhépecha al lado de sus hijos y esposa, el Grupo P'urhembe.

Muchos padres enseñan a sus hijos a andar en bicicleta, pero el señor Bautista Ramírez fue más allá y enseñó a sus tres hijos Andrea, Francisco y Marco Antonio, instrumentos como el violín, el piano, la mandolina, la guitarra y el tololoche, incitándolos a aprender de manera profesional.

Fue en 1989 cuando se creó el grupo P'urhembe, un proyecto que ha unido a la familia Bautista Rangel, en el que participan los 5 integrantes, pues Rosalva Rangel Tovar, la esposa del líder del grupo, forma parte de él como cantante.

De acuerdo con el propio Francisco Bautista el éxito de su agrupación, que ha llevado las pirekuas Michoacanas por el mundo, es la principal enseñanza que ha inculcado en sus hijos: "conservar la finura y la originalidad del arte musical purhépecha".

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.