Las leyendas de Morelia ideales para contar en Noche de Muertos

La capital michoacana cuenta con muchas historias de misterio y miedo que atraen a visitantes para conocer de ellas
Las leyendas de Morelia ideales para contar en Noche de Muertos
PIXABAY

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Reunión de Noche de Muertos, estás con amigos y familiares, comienzan a hablar de cosas de miedo y tú no sabes qué decir… para eso aquí te dejamos algunas de las leyendas más famosas de Morelia.

La capital de Michoacán guarda entre sus rincones y edificios un sinnúmero de historias fascinantes, de amor, lucha, desamor pero también de misterio y eso hace que esta ciudad sea un punto atractivo para la gente que gusta de los relatos de terror.

La mano en la reja

La bella joven Leonor vivía en una casa de la Calzada Fray Antonio de San Miguel (mejor conocida como Calzada de San Diego) con su padre y su madrastra. Don Juan Núñez tenía que viajar a Guanajuato por negocios, dejando a su hija Leonor y su esposa, doña Margarita, solas. Por celos de su belleza, la madrastra encerró a Leonor en una habitación de la casa y sólo le permitía salir los domingos al Santuario Guadalupano. En una de esas salidas, Leonor y el gallardo capitán Manrique de la Serna y Frías se enamoraron.

La pareja se veía a escondidas, sin embargo un día fueron descubiertos por doña Margarita, quien encerró a Leonor aprovechando que don Manrique no se encontraba en la ciudad. La madrastra incluso prohibió a los sirvientes llevarle alimento y agua.

La joven, desesperada, sacaba su mano por la reja de una ventana pidiendo pan o agua a la gente que pasaba por ahí.

A la llegada de don Juan y don Manrique, se encontraron con que la joven había muerto. Fue hallada en su habitación y visiblemente desmejorada.

Dicen las personas que aún es posible ver la mano calavérica de la joven saliendo de la reja, para pedir comida. Algunos transeúntes aseguran que han visto la mano de Leonor.

En una de esas ventanas es donde han visto la mano de Leonor
En una de esas ventanas es donde han visto la mano de LeonorPEPE M.

Misa de medianoche

Esta leyenda se desarrolla en el Templo de San Francisco. Un joven había ingresado recientemente al convento de los Franciscanos. Una noche, a la medianoche, escuchó las campanadas que llamaban a misa y aunque le pareció extraño, acudió al llamado rápidamente.

Cuando llegó al templo se sorprendió de ver que todas las bancas estaban llenas, por lo que finalmente se quedó en la última banca vacía que estaba disponible.

Conforme avanzaba la misa, se percató de que el padre encargado del oficio solo volteaba hacia el altar, y cuando terminó, los asistentes voltearon pero éstos no tenían rostro y antes de salir del recinto se desvanecieron en el aire.

El joven salió corriendo y lleno de miedo, ya en el monasterio relató lo que había visto por lo que el padre superior le explicó que en las noches de luna llena, las almas de los hermanos enterrados en el cementerio de lo que hoy es la plaza, asisten al llamado de las misteriosas campanadas de medianoche.

De igual manera, algunas personas aseguran que han escuchado el sonido de las campanas a la mitad de la noche o que ven personas que flotan cerca de esta iglesia.

ESPECIAL

La Pila de la Mulata

Una joven mulata, de una belleza sin igual, fue asesinada en la pila que se encuentra en la calle Héroes de Nacozari y Cinco de Febrero; por otra mujer que le tenía envidia.

La leyenda dice que la mujer de piel morena bebía un poco agua de la pila, cuando otra mujer se le acercó para arrebatarle la vida.

La fuente fue inaugurada en 1873 para brindar agua a la gente del barrio de San José.

FB/AMEG TOURS

Aún quedan muchas historias y leyendas para contar, pero de ello hablaremos en otra ocasión, la pregunta es ¿podrás conciliar el sueño esta noche?

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com