En Michoacán de 10 donaciones, solo dos son post mortem o cadavéricas

Por cada donador, se estima que puede beneficiar hasta ocho personas con órganos y un número incalculable con tejidos
En Michoacán de 10 donaciones, solo dos son post mortem o cadavéricas
En esta vida solo pueden dar vida Dios y un donador: testimonioIMSS

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Hace siete años en medio de la muerte de su hijo, la señora Claudia Abarca de la Parra, tomó una decisión que sorprendió a los doctores del Hospital General Regional Número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donar los órganos de su ‘pequeño’, para que así pudiera trascender en este mundo y ayudar a otras personas.

El 30 de agosto de 2014, Jorge, de 17 años de edad, tuvo un accidente y lamentablemente al quinto día el diagnóstico fue de muerte cerebral, pero en medio del dolor, Claudia se acercó a los doctores y preguntó si existía algún programa de donación, y ante la sorpresa del personal de salud, su hijo se convirtió en el primer donador multiorgánico en Michoacán.

MIMORELIA

“Era mi hijo más pequeño, el más ‘chiqueado’, dije no se me puede ir de las manos, todo mundo hacemos algo en la vida, te casas o tienes una profesión, él no tenía nada, no iba a dejar nada, se iba a terminar. Eso no puede ser posible, mi hijo tiene que trascender, tiene que seguir viviendo, la muerte no me lo va a llevar así porque sí, fue así que le pregunté a los doctores, que si no había en el hospital de Charo algo de donación, se quedaron con los ojos cuadrados. No es normal que una mamá dé los órganos de su hijo, pero una mamá que estaba tan aferrada y enamorada, no iba a soportar que su hijo se cremara o fuera a una tumba, sin hacer algo más bueno en su vida”, platicó en entrevista con MiMorelia.com.

En el marco del Día Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, la señora Claudia Abarca reconoce que anteriormente pensaba que para la donación era necesario que “te matarán”, pero cuando pasó lo de su hijo, los médicos le explicaron que solo se hacen en aquellas personas que son declaradas con muerte cerebral, por lo que ahora con su testimonio busca hacer conciencia en aquellos que viven una situación similar, sobre qué ”si las personas no quieren que se vaya su ser amado, donen. En este mundo solo pueden dar vida Dios y un donador; nadie más”.

Claudia admite que a siete años de la muerte de su hijo hay momentos en lo que se siente triste, pero le reconforta saber que tomó una de las decisiones “más fáciles de su vida, porque cuando amas tanto a alguien, lo que quieres es que siga viviendo”.

“Si yo no hubiera donado lo de Jorgito, no estaría ni platicando, no hablaría, sería muy amargada, muy loca, muy desesperada, muy resentida con la vida, yo creo que Dios me tocó y me dijo: Sabes qué, si quieres que tu hijo siga viviendo, del que estás tan enamorada, del que es tu bebé, es tu chiquito; no seas egoísta”, compartió.

Michoacán, sin cultura de donación
En Michoacán, son pocos los casos como los de Jorge, pues no hay una cultura de la donación de órganos y tejidos, porque las familias no aceptan este proceso en un ser querido que ha fallecido, refirió la doctora Griselda García Gamiño, coordinadora hospitalaria de Donación de Órganos y Tejidos con fines de trasplantes del IMSS Michoacán.

La doctora apuntó que en Michoacán dos de cada diez donaciones, por ejemplo, de riñón, son cadavéricas y ocho son de personas en vida que decidieron donar su órgano a un familiar, amigo o ser querido, aunque, dijo, lo ideal sería que las familias acepten donar los órganos de sus seres queridos cuando han fallecido para así evitar poner en riesgo a dos personas, una de ellas sanas.

Por ello, la coordinadora resaltó que el principal motivo del Día Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos, es hacer conciencia en la población y se puedan tener más donaciones de personas que han muerto, como sucede en países en Europa en el que el 80 por ciento de trasplantes son de órganos que dieron los familiares de sus seres queridos fallecidos y el 20 por ciento son de manera voluntaria.

“Eso es lo que hacemos en el país, solamente con el consentimiento de la familia, aunque la persona en vida haya querido ser donador, no se puede llevar a cabo un proceso de donación si la familia no acepta; o por el contrario si la persona fallecida no quería ser donadora pero la familia no sabía esto y acepta, legalmente se puede realizar el proceso de donación”, enfatizó la doctora.

Más de 800 receptores en espera, en Michoacán
En México hasta el segundo trimestre de 2021, hay una lista de 22 mil 988 receptores en lista de espera, de los cuáles se estima que en Michoacán hay aproximadamente 420 pacientes a la espera de un riñón y 400 personas por una córnea, comentó la doctora del IMSS.

Además de la falta de cultura de donar órganos, Griselda García comentó que en esta pandemia del Covid-19 detuvo las actividades de donación y trasplantes por el miedo a contagiarse, porque antes de la pandemia se tenían 17 donaciones en un año y ahora en medio de la contingencia en lo que va de septiembre se tienen tres donaciones.

Ante esta situación, en el Instituto Mexicano del Seguro Social se implementaron protocolos de salud muy estrictos para evitar contagio y no se hace un trasplante mientras el donador y receptor salgan positivos en las pruebas PCR para la detección de Covid-19, estas medidas permitieron que en lo que va del año se lograran 10 trasplantes de córnea, principalmente.

En ese sentido, el cirujano oftalmólogo, Mario Aguado Arteaga, encargado de Trasplantes del IMSS Michoacán, insistió en la importancia de que las personas hagan conciencia del valor de donar, de que en cualquier momento un individuo puede necesitar de un trasplante de un órgano, ya que son diversos motivos por los que pueden “fallar”, ya sea por accidente o enfermedad.

Mencionó que una múltiple donación orgánica y tejidos puede ayudar a muchas personas, porque en México hay muchos pacientes con enfermedades renales y que requieren un riñón, o de un tejido como córneas.

El cirujano oftalmólogo refirió que la gente no dimensiona que tras la muerte de un ser querido se puede cambiar la vida de al menos 30 personas en vida, que podrían recibir un órgano o tejido que requieren por enfermedad o accidentes.

En el caso de trasplantes de córneas, es increíble ver la independencia, de cómo logramos cambiar la vida de un paciente, por ejemplo, un adulto mayor con 88 años con cáncer de próstata, me decían ¿Se puede trasplantar?, claro que se puede; el señor llegaba después a las consultas solo, son pacientes que no ven, les devolvemos independencia”.
Mario Aguado Arteaga, cirujano oftalmólogo

Lista de espera de receptores en México hasta el 2do Trimestre de 2021:

Órgano Pacientes

  • Riñón 16 mil 801

  • Córnea 5 mil 812

  • Hígado 322

  • Corazón 48

  • Hígado-Riñón 3

  • Riñón-Riñón 1

  • Riñón-Páncreas 1

EA

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com