Aguacate, ¿una bomba de tiempo para el campo michoacano?

El uso de fertilizantes ácidos, clima, geología de la superficie y la falta de restitución de los minerales son los factores que provocan esta condición de infertilidad de la tierra
Aguacate, ¿una bomba de tiempo para el campo michoacano?
500 hectáreas por año se estima que aumenta el cultivo ilegal de aguacate en el estado CORTESÍA

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La producción de aguacate acentúa la pérdida de minerales en el terreno agrícola, lo que provoca “acidificación en la tierra”; esto conlleva a la infertilidad del suelo, misma que se podría revertir siempre y cuando se aplicara tratamiento especializado por un periodo de entre ocho y 10 meses, aseveró el profesor investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo Gerardo Noriega Altamirano.

Factores como el uso de fertilizantes ácidos, clima, geología de la superficie y la falta de restitución de los minerales son los que provocan esta condición de infertilidad de la tierra, destacó el especialista.

En entrevista, el investigador explicó que las probabilidades de que la tierra agrícola llegue a esta condición aumentan debido a la acidez propia que ya tiene el territorio de la entidad, al ser de origen volcánico, así como a la falta de tecnificación para la producción agrícola.

ARCHIVO

El primero de los factores que fomenta este daño a la tierra es el clima, el cual, ante el exceso de humedad y los escurrimientos, puede provocar el lavado de los minerales alcalinos como el calcio, magnesio, potasio y sodio, indispensables para el desarrollo de la planta y el fruto.

El investigador añadió que el segundo de los factores con mayor impacto sobre la pérdida de los minerales alcalinos en el suelo es la “extracción sin la restitución”; es decir, que se requiere un proceso para nutrir el suelo y realizar la explotación agrícola.

“Extraemos esos materiales y, al no tener un manejo agronómico de restitución, el riesgo es que llega un momento en que rompes ese equilibro; entonces, al extraer más nutrientes, como el calcio, tú puedes acidificar el suelo… en todos los lugares con alta humedad se acentúa, porque va a ayudar al lavado de estos nutrientes”, aseveró.

Por ello, la suma de los anteriores factores provoca, inminentemente, que se llegue a la esterilidad de la tierra, lo cual puede no tener una temporalidad si no es tratado por un experto, pero bajo un tratamiento puede durar entre ocho y 10 meses en recuperarse, periodo en el que no habría producción del fruto, debido a que la acidificación causa toxicidad en las raíces de la planta.

“Un suelo ácido va liberando más aluminio, ese aluminio, además de otros elementos, causa toxicidad en la raíz, se reduce el rendimiento y comienzan problemas mayores”, apuntó.

ARCHIVO

Noriega Altamirano explicó también que para iniciar con la reparación de un suelo con esta problemática se requiere hacer un estudio para determinar los daños y comenzar a retribuir los minerales ausentes para poder recuperar el rendimiento del cultivo.

“Se puede usar piedra volcánica que pasa por molienda; además, minerales como la leonardita va regresando a esa condición natural antes de la infertilidad… aquellas bajas condiciones que se estragaron la tierra que las podamos ir restituyendo”.

Señaló que ni en México ni en Michoacán se cuenta con una política pública de investigación local, por ello apuntó que es necesaria, para que se aplique en el ámbito agrícola para orientar a los productores.

Asimismo, consideró que es necesario pasar de una agricultura de síntesis química a un modelo orgánico de microorganismos.

Aguacate, ¿detonador económico o generador de deforestación?

Se reconoce la producción agrícola del aguacate como un detonador de crecimiento económico y generador de empleo; la industria ha causado opiniones encontradas, ya que el clima y suelo óptimo para la producción del aguacate coincide con la del pino y encino, de acuerdo con información de la Semaccdet.

“En los últimos años se han presentado procesos acelerados de cambio de uso de suelo y reconversión de áreas eminentemente forestales para la producción de aguacate”, lo que ha representado una deforestación aproximada de 500 hectáreas por año.

Entre los daños ambientales “sin control” se reconoce que “el cultivo ilegal no ha podido detenerse”, situación que es atribuida principalmente a que no se cuenta con los recursos económicos y humanos suficientes para evitar un problema que es castigado por la ley.

CORTESÍA

Además, existe preocupación por el uso indiscriminado de pesticidas que puede ocasionar daños a la salud a través de los mantos acuíferos.

“En conclusión, los principales problemas a los que se enfrentan los bosques michoacanos por el cultivo ilegal de aguacate desde hace 10 años son erosión, sobrefertilización, riesgo latente de desertificación y contaminación ambiental”, señala la información proporcionada por la dependencia estatal.

60 mil hectáreas ilegales
En meses pasados, el extitular de la Semaccdet, Ricardo Luna García, refería que había alrededor de 137 mil hectáreas de aguacate en el estado registradas de manera oficial; sin embargo, más de 60 mil no tenían registro, es decir, resultan ilegales.

El problema es dónde debe cultivarse: especialista

La discusión sobre “el aguacate vs. biodiversidad y aguacate vs. bosque es un falto debate”, considera el investigador titular B del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Francisco Bautista.

El especialista señala que la discusión debe ser en dónde se puede cultivar aguacate sin causar afectaciones a la tierra y al medio ambiente, ante la gran diversidad de los ecosistemas del estado.

“No se trata de tenerle fobia a los sistemas productivos; hay que ponerle neuronas, ponerle inteligencia. Estos suelos son maravillosos”.

En este sentido, refirió que en el estado hace falta un centro internacional del aguacate, como el que se ubica en California, Estados Unidos, ya que se requiere mayor formación de ingenieros en cuestión de la producción del aguacate.

“México es el mejor productor, no sólo en cantidad, sino de mejor calidad en el mundo. Aunque el centro internacional de aguacate no está en Michoacán, ni en México, está en California, los gobiernos deberían invertir más ingenieros en este rubro”, enfatizó.

EA

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.