Con La Nave queremos contar esta historia de una manera positiva y digna: Pablo Cruz

La Nave aterrizará en las salas de cine de manera general el 12 de mayo; sin embargo, a partir del 10 de mayo se realizará el preestreno
Con La Nave queremos contar esta historia de una manera positiva y digna: Pablo Cruz
CORTESÍA

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La Nave, una cinta mexicana inspirada en un hecho real, cuenta la historia de Gerardo Janitzio (Santiago Beltrán), un niño con cáncer que le expresa su deseo de conocer el mar a Miguel (Pablo Cruz Guerrero), el conductor de un programa de radio que se llama La Nave, y le pide ayuda para lograrlo.

El niño, que está cerca de cumplir ocho años de edad y se encuentra internado en un hospital de la ciudad de Morelia, pide al deprimido locutor que lo lleve en su "nave", lo cual se convierte en su misión más difícil. Para conseguir los fondos, Miguel anuncia que se inscribirá en el "Maratón Internacional de Michoacán" y el dinero de los patrocinadores lo destinará a cumplir el sueño de Gerardo.

CORTESÍA

La cinta muestra cómo una persona ordinaria puede impactar de una manera positiva a la gente de su alrededor, que los problemas tienen una perspectiva diferente cuando un niño nos enseña que es posible soñar y que a veces necesitamos una sacudida en nuestra vida para cambiar y mejorar, muchas veces con ayuda de las personas que nos rodean.

Historias como la de Gerardo hay muchas, pues en Michoacán se detectan entre 200 y 350 casos de cáncer infantil cada año; los principales son leucemia y linfoma.

Q

¿Qué aprendizajes te deja esta cinta que, sin duda, mezcla muchas emociones?

A

El aprendizaje más grande es el trabajo colectivo, la importancia de no forzar tus propias ideas, sino permitir que la creatividad y el talento de las personas en quien confías tenga ese resultado. Que cuestionen y pongan a prueba las ideas originales. Me encanta que en el proceso creativo alguien muestre que hay un mejor camino del que uno se imagina.

Q

¿Qué fue lo más difícil de interpretar a Miguel en esta producción cinematográfica?

A

Lo que más requirió energía de nuestra parte, lo de mayor complejidad y atención, es tratar de contar esta historia de una manera positiva, como nos la transmitieron a nosotros, pero también de una manera digna, de una manera justa y respetuosa a todas esas personas que nos inspiraron para contar esa historia que se transformó en la película de La Nave, porque si no estaríamos persiguiendo otros objetivos y tal vez la película no tendría este efecto tan bonito, tan tremendo, para conectar con el público y transmitir ese mensaje tan bonito, que es la empatía, la importancia de hacer trabajo en equipo.

MARCO MARCOVICH
Q

¿Cómo llega la historia de Miguel y Gerardo a sus manos?

A

Tuve la fortuna, desde hace 10 años, de conocer a Miguel Pérez, quien es locutor de radio oaxaqueño, que es en quien está inspirada la historia. Nos fue platicando de cosas que estaba experimentando en ese momento y yo tenía ganas de escribir un guión y de crearme mis propias oportunidades, pero cuando me encontré con esta historia me di cuenta de que iba más allá de eso. Me di cuenta de que ésta no era una película para Pablo, sino una historia que debía compartir. Luego llegamos al estado de Michoacán, donde vieron el potencial de la historia. La Nave es una historia que nos representa de una manera positiva, digna, donde mostramos un México espectacular con escenarios preciosos y que es representativa de cualquier otro rincón de la República mexicana, donde hay estos héroes cotidianos, gente que no tiene tantos seguidores, fama o prestigio pero entregan su vida por ayudar a más gente y lo hacen de una manera divertida y que disfrutan.

CORTESÍA
Q

¿Qué mensaje le enviarías a los niños que están en tratamiento oncológico y a sus familias?

A

Al verlos siento honor, empatía, admiración; me gustaría recodarles el buen ejemplo que son para muchos de nosotros como guerreros incansables.

Q

¿Qué papel consideras que tienen los medios de comunicación bajo la perspectiva de la película?

A

Creo que tienen una gran responsabilidad, que no siempre es bien aprovechada. Esa responsabilidad que tienen los medios de todo lo que nos transmiten lo hacen de manera genuina, pero a veces nuestra responsabilidad debe ser llegar más lejos al investigar y cuestionar. Los medios pueden unificar, convocar o separar y dividir.

Q

¿Qué te pareció Michoacán y su gastronomía, ahora que conociste varias de sus ciudades?

A

Me encanta Michoacán. La gente estaba convencida de que estábamos retratando su ciudad. Llegó un momento en el que filmar en Pátzcuaro ya era como estar en nuestra casa, de estar en familia. Sentías que era una filmación muy amena y compartirlo con esa gente con quienes convivimos en comunidad. Me iría unos días a Pátzcuaro solamente a recordar, a pasear.

CORTESÍA
Q

¿Alguna anécdota que se te haya quedado grabada durante la filmación?

A

El primer día que llegamos a Pátzcuaro y una señora comenzó a platicar con Maya Zapata en un parque y resultó que esa señora trabajaba en una fundación que justamente hacía eso, lo mismo que estábamos haciendo en la película, que era cumplir sueños de niños. Son este tipo de detalles donde te sientes en la misma frecuencia con mucha gente, que te da ilusión y dices "bueno, hay aquí un mensaje valioso que transmitir".

rmr

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com