Desarticulan red de trata que obligaba a 56 niños indígenas a mendigar

Desarticulan red de trata que obligaba a 56 niños indígenas a mendigar
DIF municipal busca combatir el trabajo infantil en los cruceros (Foto: Ilustrativa)

Por: Flavio Núñez

Santa María Atzompa, Oaxaca (MiMorelia.com).- Una red de trata de personas que obligaba a 56 niños indígenas a mendigar en Oaxaca fue desmantelada, luego de una ardua y larga investigación por parte de las autoridades.

Los menores, de origen tzotzil, vivían atrapados junto con siete adultos en una casa mugrienta ubicada en la calle Privada de Belén, en el municipio Santa María Atzompa, donde eran obligados por un grupo de entre 10 y 15 personas a salir a las calles a pedir dinero.

Desde temprana hora, las víctimas eran despertadas con gritos, groserías y golpes por los tratantes, para dejar sus catres, recibir instrucciones por parte de sus captores y comenzar su jornada de esclavitud, cuyo "premio" consistía en una cena raquítica al final del día y poder dormir hacinados bajo un techo.

De acuerdo con las autoridades, las tareas de mendicidad variaban según la edad de los menores, y mientras que los más grande –de unos 15 años- debían hacer malabares o vestirse de payasos en los cruceros, los más chicos –de 6 a 8 años- vendían chicles y otros dulces, e incluso los bebés eran asignados a otras mujeres cautivas para pedir dinero a los automovilistas.

Todo esto manteniéndolos en condiciones deplorables para causar lastima, por lo que a los pequeños se les impedía bañarse, peinarse y vestir ropa de su talla o en buen estado.

Las víctimas eran repartidas en varios puntos de la capital de Oaxaca, y mientras los niños mendigaban al calor del sol o bajo la lluvia, los captores se iban embriagar y comer en restaurantes, dando rondines ocasionales para vigilarlos, hasta recogerlos pasadas las 20:00 horas todos los días.

Fue gracias a una denuncia de alguien que, a diferencia delos muchos ciudadanos que veían a los pequeños mendigando como algo común, que se pudo iniciar una investigación de meses para poder tener un caso sólido y rescatar a los niños y los adultos cautivos, quienes estaban amenazados con que matarían a sus familias si intentaban escapar.

Ahora, los responsables enfrentan una pena de hasta 60 años de prisión por el delito de trata de personas; tras el rescate, los niños fueron entregados al DIF estatal para su atención y cuidado, mientras que las víctimas adultas serán apoyadas, si así lo desean, para poder regresar a sus comunidades de origen.

Con información de huffingtonpost.com

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com