¿Por qué el invierno que se aproxima en las criptomonedas será distinto al de 2018?

No es la primera vez que pasa este tipo de caídas o "inviernos"
La industria de las criptomonedas afronta un periodo crítico en su breve historia
La industria de las criptomonedas afronta un periodo crítico en su breve historiaUnsplash

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La industria de las criptomonedas afronta un periodo crítico en su breve historia. El desplome del bitcoin (55%) desde sus máximos de 69.000 dólares en noviembre de 2021 y el colapso de Terra, el segundo mayor ecosistema DeFi, han hecho pensar en que las criptomonedas se acercan a un invierno.

¿Qué es un invierno y cómo puede afectar a un trader en bitcoin? Un cripto invierno es un periodo prolongado de tiempo que se caracteriza por una caída sostenida y generalizada en el precio de las criptomonedas.

Como, además, todos los activos de riesgo se ven impactados de forma negativa por el conflicto bélico en Ucrania, el repunte de la inflación y las subidas en los tipos de interés, algunos expertos han empezado a hablar de un cripto invierno que ponga las criptomonedas en hibernación, lo que será importante para los trader en bitcoin.

Este inminente cripto invierno recuerda al de 2018, que duró unos 18 meses y paró cientos de proyectos nuevos en forma de ICO. En el actual, de momento, hablamos de seis meses.

El cripto invierno de 2018

2017 fue un año espectacular para el mundo cripto. Las tecnológicas en general eran las estrellas del trading y las ICO de nuevas criptomonedas no paraban. Pero la falta de regulación y un exceso de capital frenaron a la industria. El 90% de aquellos proyectos no duró más de seis meses y apenas había adopción, con una centena de apps.

Los traders en bitcoin recuerdan los 20.000 dólares como techo del bitcoin entonces (diciembre). Pero entonces llegaron los futuros sobre el bitcoin, rumores sobre regulación de los cripto activos en Asia y el hackeo de Coincheck que se llevaron al bitcoin a 7.700 dólares. Algo que también recuerdan los traders en bitcoin.

El invierno terminó en julio de 2018, con el bitcoin de nuevo en los 10.000 dólares, aunque la criptomoneda chocó con la Covid-19 en 2020. Sin embargo, la digitalización de la sociedad disparó los precios de las empresas FAANG y estimuló la industria de las dapp (NFT, DeFi y juegos sobre blockchains).

En 2020 se dispararon los DeFi y la política expansiva de los países occidentales puso mucho dinero en el mercado. Así, en 2021 el bitcoin alcanzó nuevos máximos y la capitalización de las criptomonedas superó los dos billones de dólares en abril. El nacimiento de Meta (Facebook) también impulsó a los traders en bitcoin.

Pero la macroeconomía pesa en todos los mercados, el colapso de Terra no ayuda y los tipos oficiales del dinero empiezan a subir. El ecosistema cripto no para, pero también se mueve en ciclos. Y un invierno es razonable como una recesión necesaria y sana. Algo así como un tiempo para depurar el mercado de las criptomonedas o para llevar a cabo una consolidación del ecosistema y de los elementos que lo forman que genere estabilidad y confianza.

Tras el empujón que recibió el sector tras el anuncio de Meta era necesaria una parada y una limpieza que mejorara el sistema. En ese sentido, el colapso de Terra no tiene por qué ser algo malo. Más bien, algo necesario. Y la guerra en Ucrania era algo totalmente inesperado que ha puesto a las criptomonedas en paralelo al resto de los mercados.

Que exista correlación entre las criptomonedas y el resto de los activos de riesgo tampoco es malo porque ayudará a prever su comportamiento a quienes hacen trading en bitcoin, por ejemplo.

Por lo tanto, el actual no es el primer cripto invierno ni será el último. No es una burbuja que ha estallado, solo es una pausa o un ciclo necesario en un mercado alcista. Es un mercado sano que puede superar tranquilamente este cripto invierno.

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com