Circulación sobre Aquiles Serdán (Centro Histórico), a partir de Dr. Miguel Silva es complicada, a vuelta de rueda en todo el trayecto hasta Nigromante

 

Avenida Madero, a partir de Catedral con dirección hacia el Obelisco Lázaro Cárdenas se encuentra bastante congestionada la circulación, avanza muy lento  hasta llegar a Cuautla 

 

Largas filas para quienes circulan sobre la Calzada Madero con dirección hacia la salida a Charo, desde antes de llegar a Carpinteros de Paracho las filas van a vuelta de rueda con dirección al distribuidor vial

 

Abundante carga vehicular sobre la Calzada Ventura Puente para los que vienen de la avenida Acueducto hacia Camelinas, en sentido contrario es más intensa

Mujer gana demanda a su ex de 1.5 mdp por trabajo doméstico

El Tribunal Supremo de Portugal obligó al exesposo a pagarle casi medio millón de pesos por el trabajo que ella realizó durante los casi 30 años que duraron casados

NoImage
(Foto ilustrativa: pixabay)

Portugal (MiMorelia.com).- Una mujer exigió una gran cantidad de dinero a su esposo al pedir el divorcio por todo el trabajo doméstico que realizó mientras estuvo casada con él, según información de Excélsior. 

El Tribunal Supremo de Portugal le dio la razón a la mujer y obligará al exesposo a pagar 60 mil euros (equivalente a casi medio millón de pesos mexicanos) por el trabajo que ella realizó durante los casi 30 años que duró su relación. 

La sentencia ya no es recurrible y se dictaminó de tal forma que el Tribunal determinó que cuando el trabajo doméstico se realiza por una sola persona se crea un empobrecimiento de esta mientras que el otro se enriquece. 

“El ejercicio de la actividad doméstica exclusiva o esencialmente por uno de los dos miembros de la pareja redunda en un verdadero empobrecimiento de esta persona y en la consiguiente liberación del otro miembro de la unión acerca de esas tareas”.

En un inicio la exesposa pidió 240 mil euros, pero la demanda fue rechazada bajo el argumento de que se trataba de una “obligación natural de la mujer”, algo que indignó a varias personas. 

Sin embargo, ella no dejó el asunto ahí y recurrió al Tribunal de Apelación, en Lisboa, que le dio la razón y fijó en 60 mil 782 euros su indemnización a partir del salario mínimo establecido.

Las labores de cuidado y domésticas cada vez adquieren mayor reconocimiento jurídico, algo que varias mujeres celebran porque consideran que no tienen ninguna obligación de ser cuidadoras ni trabajadoras domésticas de sus parejas.

SJS