Crónica: Regresan a Morelia las cocineras tradicionales

Crónica: Regresan a Morelia las cocineras tradicionales

Por: Héctor Jiménez/@Hectorjjmm

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A su llegada al orquidario, los asistentes al encuentro se encuentran con los nombres y los platillos de 49 cocineras tradicionales de la entidad, desde el borrego a la penca de Lázaro Cárdenas, hasta el guisado con chilacayote de res de Uruapan.

El recorrido por los 49 puestos gastronómicos es un viaje por lo que Michoacán tiene para ofrecer en materia de insumos: pato, pollo, hongos, charales, zarzamora, mojarra, aguacate, cerdo, camarón, res…

A la llegada de las cocineras tradicionales a la ciudad, los morelianos y visitantes se dan cita al encuentro; son estudiantes, docentes, funcionarios, extranjeros no hispanoparlantes que se adentran en esta gastronomía con ayuda de un guía, señoras con copetes oldfashion, jóvenes que acuden con sus cámaras profesionales para capturar la técnica ancestral de cada platillo que llega a la mesa.

Fluye el atole, negro, de tamarindo, de zarzamora, blanco. Hierven los caldos, de camarón, de michi, de pescado con corundas. Se cocen las gorditas, de frijoles, de queso, de montalayo, de cecina. Y, mientras tanto, los asistentes esperan con sus platos en la mano al tiempo que el humo sube desde los anafres.

Los sabores de Michoacán reúnen a la gente de todos lugares (Foto: MiMorelia.com)
Los sabores de Michoacán reúnen a la gente de todos lugares (Foto: MiMorelia.com)

Por ahí va el hombre en traje, también la señora en ropa deportiva y la señorita que se ha puesto una blusa bordada típica.

El encuentro es un choque donde lo moderno hace una reverencia ante lo tradicional. Los recipientes de unicel tienen un costo de 10 pesos y la mayoría de las personas comen en platos de barro. A manera de la clásica kermés, hay que canjear los billetes al ingreso a la sede por cupones de papel. A las cocineras se les ha dotado de parrillas especiales, pero aún mantienen junto a ellas sus utensilios tradicionales: cazos de cobre, anafres de piedra, molcajetes, madera para el fuego.

El encuentro se da en las filas para la compra, donde los asistentes escuchan de las cocineras las explicaciones de los platillos: el atole blanco tiene un sabor más neutro porque se sirve junto a los buñuelos, que son dulces.

El encuentro también se da en las mesas repletas, ubicadas bajo las piñatas en miniatura. Ahí, los hijos, los tíos, los amigos departen entre cerveza, mezcal, gorditas, caldos, corundas… son la gente de Michoacán y los sabores de este lugar, reunidos gracias a las cocineras de la entidad.

Los sabores de Michoacán reúnen a la gente de todos lugares (Foto: MiMorelia.com)
Los sabores de Michoacán reúnen a la gente de todos lugares (Foto: MiMorelia.com)

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com