Cerro Hueco, maravilla natural cerca de Morelia que no debes perderte

Adentro del agujero tendrás una vista maravillosa de los rayos del Sol iluminando el lugar

CORTESÍA

Cerro Hueco, maravilla natural cerca de Morelia que no debes perderte

Es conocido como el lugar para practicar deportes extremos como el rappel, pero también es uno de los preferidos para hacer senderismo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Una de las cosas que caracterizan a Michoacán, son los bellos paisajes que tiene, uno de ellos es el Cerro "Hueco” situado en una zona volcánica en el municipio de Quiroga.

Te aseguramos que el viaje para llegar a él no será fácil si careces de actividad física, pero tampoco habrá ningún problema si es la primera vez que haces senderismo.

El cerro es conocido como el lugar para practicar deportes extremos como rappel, pero también es uno de los preferidos para hacer senderismo.

Cerro hueco es un volcán milenario, con 2 mil 700 metros sobre el nivel del mar, que está atrás de Quiroga del lado derecho, mientras que del lado izquierdo está el Tzirate, uno de los cerros más altos del estado de Michoacán con 3 mil 340 metros sobre el nivel del mar.

Si eres aventurero, esta crónica te puede interesar: hay dos formas de llegar a cerro Hueco, una es dejando tu carro en el centro de Quiroga y comenzar a caminar hasta la copa del cerro, realizarás un circuito de unos 23 kilómetros de ida y vuelta, aproximadamente; hay que tener en cuenta que esta ruta es para gente más experimentada o con más condición física.

CORTESÍA

La otra es que en la parte de atrás del pueblo de Quiroga encontrarás un camino que te sube a las faldas de ambos cerros (cerro Hueco y Tzirate), ahí puedes dejar tu carro y comenzar a caminar un circuito de 15 kilómetros, donde al principio es una zona amplia con un poco de terracería y bosque; posteriormente, llegarás a una zona de siembra, y aunque esta última el área es extensa no dejas de admirar el paisaje donde se logra ver cerro Hueco del lado derecho y del izquierdo el Tzirate, y justo en este punto puedes cambiar de parecer si así lo quieres y subir al otro cerro.

De acuerdo a la ruta que nosotros tomamos, pasamos por sembradíos de maíz, pero es donde se comienza a complicar la caminata porque saltas dos o tres cercas de los propietarios de los campos, cabe mencionar que el camino va a ser más difícil porque de venir por un terreno plano, en esta parte inicia el ascenso y para quienes no tenemos tanta condición física el cansancio comienza a hacer de las suyas.

CORTESÍA

En medida de que subes y te adentras en el bosque, hacia donde veas hay árboles; y esta parte es fundamental porque no es solo llegar a la punta de cerro Hueco, sino de apreciar lo que te encuentras en el camino, cabe decir que nosotros subimos muy temprano por lo que pudimos observar como el pasto comenzaba a deshielarse, así que si decides ascender muy temprano alcanzarás a escuchar como crujen las hojas y pasto que durante la madrugada el frío intenso congeló, eso sí, entre más subes, más cansado es el trayecto; por supuesto, nada es fácil, si eres senderista sabrás de lo que hablo.

CORTESÍA

Cuando por fin pasas la zona boscosa y llegas a un “clarito”, alcanzas a ver a hacia Morelia cuando el cielo está despejado, no ves la ciudad por supuesto, pero sí la tenencia de Capula, así como los conos de volcanes extintos que alguna vez hicieron erupción, incluso se ve la lava petrificada; en este punto todavía no estás en la cima, pero tienes una vista ¡impresionante!, te dejamos una foto para que veas lo que te contamos y te animes a vivir esta experiencia.

CORTESÍA

Ya que disfrutaste la vista, descansaste y tomaste aire, estás por comenzar a subir lo complicado de este paseo. En esta parte del ascenso, lo recomendable es caminar en zigzag porque ya estás subiendo hacia el cono del volcán, o lo que fue del volcán y ahora es conocido como “Cerro Hueco”, así que por lo empinado de la colina es mejor subir en zigzag para no cansarte tan rápido o demasiado, cabe decir que no hay un camino marcado, tú vas abriendo paso todo el trayecto hasta llegar a la punta, es ahí donde ahora iniciarás el descenso al centro del cerro, pero si te imaginabas encontrar con una escena con grava y roca volcánica esto no es así, por el contrario la parte interna del cono del cerro es boscosa, hay pasto y árboles, un sitio inigualable lleno de vegetación, en el cual incluso acampan.

“Todo está lleno de árboles hasta que llegas a un clarito dentro del mismo cono, que está padrísimo porque hacia tu lado izquierdo se ve como si estuviera sumida la tierra, pero tiene pasto y hacia donde voltees ves que estás dentro del cono de un volcán, pero lleno de árboles”.

En este punto es donde inicia la diversión porque comenzarás a bajar a la chimenea de un volcán “es lo que yo me imagino”, un hoyo en el cerro, de ahí el nombre de cerro "Hueco”.

CORTESÍA

Ahora sí, para el descenso de esa parte necesitas de cuerdas, que por cierto ya están ahí; hay unas cuerdas amarradas a los árboles que te conducen a una escalera de metal de unos 30 o 40 metros de altura, (bajas sin cuerda sobre la escalera), no hay nada que te agarre en esta parte, por lo que se recomienda llevar arnés, incluso para los principiantes quizás es necesario ir acompañados por alguien que se dedique a hacer este tipo de expediciones y tenga conocimiento sobre lo necesario para un descenso seguro.

CORTESÍA

Es verdad que el ascenso es impresionante, pero también peligroso bajar por la escalera que te conduce al hoyo por el cual cerro Hueco adquirió el nombre, ya que no hay nada que te sostenga si resbalas.

CORTESÍA

“Cuando ya bajaste, te das cuenta de que es como si el techo se hubiera caído, y tú estás sobre el techo, sobre las rocas que cayeron de la parte de arriba, y hacia donde voltees ves la piedra con lama que rodea el cono, está muy bonito, volteas hacia arriba y ves el hueco, así como los árboles que lo cubren y cuando comienza a salir el Sol eso se ve padrísimo, como van entrando los rayos de luz y pegan justo en el fondo del hueco”.

Y aunque no captamos olor a guano, se sabe que alberga murciélagos, así como colibríes y golondrinas, quizá también otras especies de aves y animales que se refugian en el lugar.

Desliza para ver la galería de fotos:

Seguramente, has visto en redes sociales las fotos que muchos senderistas han logrado captar desde el fondo del hueco, desde luego que se ven maravillosas sobre todo aquellas donde se alcanzan a ver como entran los rayos del Sol al lugar; sin duda es una travesía cansada, pero que bien vale la pena para llegar a este impresionante agujero.

Si te quieres hacer el recorrido que nosotros hicimos, te dejamos en el siguiente link, la RUTA de regreso que bien la puedes tomar de ida.

EA

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Related Stories

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com