Personas que padecen osteoporosis no deberían tener miedo de hacer ejercicio con regularidad

La declaración por consenso resultante, respaldada por la Royal Osteoporosis Society, fue publicada en el British Journal of Sports Medicine.
Personas que padecen osteoporosis no deberían tener miedo de hacer ejercicio con regularidad
PIXABAY
Contexto

Millones de personas que padecen osteoporosis no deberían tener miedo de hacer ejercicio con regularidad, señalan los expertos en una guía cuyo objetivo es mejorar la salud de los huesos, reducir el riesgo de caídas y mejorar la postura.

Esta enfermedad, que debilita los huesos y los vuelve más propensos a romperse, afecta a más de 3 millones de personas en el Reino Unido y a más de 150 millones en todo el mundo.

Las lesiones más comunes son las fracturas de muñeca, cadera y huesos de la columna vertebral. Más de 500 mil personas reciben cada año tratamiento en el hospital por fracturas relacionadas con la fragilidad en el Servicio Nacional de Salud (NHS) como consecuencia de la osteoporosis.

Hasta la fecha, no ha existido ninguna guía en el Reino Unido relativa al ejercicio y la osteoporosis. Existen algunas guías en Estados Unidos, Australia y Canadá, pero incluso aquéllas son incompletas.
El ejercicio regular fortalece los huesos, reduce el riesgo de fracturas y caídas y mejora la postura, además de reforzar la salud mental y física en general, indican los expertos, razón por la cual es importante que las personas que padecen osteoporosis no dejen de hacerlo.

Sin embargo, la incertidumbre sobre el tipo de actividad física que es segura, en particular a una edad avanzada o cuando los huesos se han debilitado de forma significativa, ha hecho que los médicos no estén seguros de qué recomendar y ha disuadido a algunos pacientes de realizar alguna actividad con regularidad.

En un intento de aclarar la confusión, un grupo multidisciplinario de expertos revisó las pruebas existentes y recurrió a la opinión clínica y de los pacientes para llegar a un acuerdo sobre las recomendaciones para maximizar la salud ósea al mismo tiempo que se minimiza el riesgo de fracturas.

La declaración por consenso resultante, respaldada por la Royal Osteoporosis Society, fue publicada en el British Journal of Sports Medicine.

Se recomienda a las personas que padecen esta enfermedad que hagan más en lugar de menos, y que realicen una rutina de ejercicios centrada en el fortalecimiento de los músculos dos o tres días a la semana y breves sesiones de actividades de impacto moderado, como trotar, ejercicios aeróbicos o Zumba, casi todos los días.

Y para las personas que hayan sufrido una fractura vertebral anteriormente o que sean frágiles o de edad avanzada, el consejo es incluir ejercicios de menor impacto hasta el nivel de caminar a paso ligero durante 20 minutos al día.

La presidenta del panel, Dawn Skelton, profesora de envejecimiento y salud en la Universidad Caledonian de Glasgow, comentó: “Cualquier persona que comience a practicar una actividad física con regularidad, que esté preocupada por su técnica o que no esté segura de cómo reforzar su condición física puede pedir consejo a cualquier entrenador capacitado. Aquellos que tengan antecedentes de caídas o que estén seriamente preocupados por su equilibrio pueden contactar a su servicio local de caídas”.

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com