María del Rocío, la única Bolera en Morelia

”Ningún oficio o profesión es solo para hombres, por ser mujer no tenemos que cerrarnos a las oportunidades”, compartió
María del Rocío, la única Bolera en Morelia
YHAMEL ORTÍZ

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- María del Rocío Rodríguez, denominada como la “Boleadora del Centro”, es la única mujer en la capital michoacana que se dedica al oficio de ser lustradora de zapatos, con más de cuatro años de experiencia incursionó en un ámbito dominado por los hombres.

Con una profesión de cocinera y una fonda familiar, María del Rocío, mencionó para MiMorelia.com, que tuvo que abandonar ese empleo para seguir su sueño de ser boleadora y desempeñarlo con orgullo, aunque aseguró que no ha sido fácil por la distinción de género que se tiene.

Es muy difícil ser la única mujer, por que no tienen tanta confianza en mi trabajo, ya mis compañeros tienen sus clientes y sí hay personas que son buena onda porque se van contentos con su boleada, pero de repente sí me han tocado clientes que son bien especiales y hasta tratan mal a una”.
YHAMEL ORTÍZ

Quien la introdujo en esta ocupación fue un amigo de la infancia, Raúl Cisneros, quien la enseñó a lustrar zapatos, botas y hasta cambiar el color de los mismos. De esta manera, recuerda, la ayudó a salir adelante en un momento de crisis.

Con un horario de lunes a sábado, la lustradora de cincuenta años de edad, se instala en el Centro Histórico de Morelia, sobre la plaza Benito Juárez.

Carga con ella un carrito donde recibe a su clientela, mismo que - por cierto - pesa más de 80 kilos, lo que le ha generado lesiones en las rodillas y espalda.

YHAMEL ORTÍZ

“Hay días que son muy buenos, lustro hasta siete pares y otros en los que lustro un solo par; en noviembre la venta estuvo muy baja había días donde no tenía ni un cliente, pero en estas vacaciones he llegado a lustrar hasta diez pares, incluso turistas de San Luis Potosí reconocen mi trabajo”.

Rocío es madre de familia, y con este su único trabajo, saca adelante a sus dos hijas y dos nietas. Estas últimas, por cierto, ya se interesaron en el oficio, al verla sacar brillo a los zapatos.

Afirman que quieren ser boleadoras como su abuela, pues comparten la misma pasión.

YHAMEL ORTÍZ

Antes de que María del Rocío incursionara en esta labor, hubo dos mujeres que intentaron trabajar en este oficio, pero no tuvieron éxito, sólo duraron un mes.

La entrevistada aseguró que se necesita impulsar a las mujeres a que no tengan miedo a laborar en un oficio dominado por los hombres.

EA

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Más vistas

No stories found.
logo
Mi Morelia.com
mimorelia.com