Sucursales bancarias en peligro de extinción

Sucursales bancarias en peligro de extinción

Dicen por ahí que la pandemia trajo también cosas buenas; una de ellas es que supuestamente nos adelantó 5 años en el uso de la tecnología. Los servicios digitales disponibles ahora en comparación con el 2019 son abismalmente mayores. En año y medio muchas personas pasaron de tenerle miedo a sus teléfonos a usarlos para todo incluyendo comprar sus medicinas en línea.

Este avance tecnológico afectó, por supuesto, al sector bancario ya que el distanciamiento social y las medidas de prevención COVID los obligó a cambiar procesos que antes eran en papel con presencia física en sucursales a realizarlos ahora por medio de sus aplicaciones bancarias.

Al inicio fue un cambio obligado pero los bancos terminaron por darse cuenta que era mucho más ágil y barato hacerlo de manera digital y comenzaron lo inevitable: el cierre de sucursales y el despido de personal que, ahora, ya no era necesario.

Para que te des una idea de lo real que es esto te platico que, en marzo 2020 justo cuando tronó la pandemia, México tenía casi 13 mil sucursales de los 50 bancos autorizados en el país. Un año después, en junio 2021 quedaban 11 mil 900 aproximadamente abiertas lo que significó un cierre de más de mil en 13 meses lo que implica que dejaron de funcionar, en promedio, tres sucursales por día.

Y esta tendencia continuará; te aseguro que en tu ciudad has visto varias sucursales cerradas y desmanteladas. Lo bueno de todo esto es que, mientras más sucursales cierren más trámites podrás hacer de manera virtual sin tener que ir a perder el tiempo a la sucursal. Lo malo es que si no hay sucursal tampoco se ocupan cajeros, ejecutivos ni gerentes y muchas personas perderán su chamba.

De por si las condiciones laborales bancarias ya estaban muy pero muy lejos de ser tan atractivas como lo fueron en los 80´s y 90´s pero aún así representaban una fuente de empleo constante en la sociedad. Ahora, con la instalación de cajeros automáticos inteligentes, le sofisticación de las funcionalidades de las aplicaciones bancarias y con el robustecimiento de los servicios de banca electrónica; todo esto sumado a la entrada de nuevos competidores bancarios digitales que te abren cuentas y dan tarjetas y préstamos desde tu celular, las cada vez menos sucursales que vayan quedando serán, también cada vez más pequeñas y con menos personal.

No creo que vayan a desaparecer en su totalidad pero pronto serán pequeños módulos bancarios como los que encuentras dentro de las tiendas de autoservicio. Atrás quedarán aquellas grandes oficinas donde había áreas de crédito, de apertura de cuentas, de cajas de seguridad y de áreas de inversiones. Pronto un cajero y un ejecutivo será todo lo que podrás encontrar en una sucursal.

Este cambio es inevitable así que si eres todavía de aquellos que prefieren ir a hacer una fila para cambiar un cheque o para hacer un depósito te recomiendo que le vayas perdiendo el miedo a tu teléfono, tablet o computadora porque llegará el día en que el trámite bancario que quieras solamente lo podrás hacer de manera digital.

Este proceso ya lo tienen mucho más adelantado las aseguradoras las cuales han digitalizado la gran mayoría de sus procesos y trámites lo cual también ha beneficiado a sus clientes ya que una reclamación ha recortado su respuesta a 72 horas aproximadamente cosa que antes, con el uso de los papeles físicos, podía llevar semanas.

Adáptate porque la inclusión financiera tendrá un mayor alcance cuando, por ejemplo, los habitantes de un pueblito no necesiten que les pongan una sucursal y puedan abrir su cuenta por su celular.

Con esta tendencia, que es mundial, no entiendo los planes de gobierno federal de querer invertir en elefantes blancos como son las 2 mil sucursales del mentado y fallido Banco del Bienestar (que ni de broma logrará hacer en lo que le queda del sexenio). Mejor debería invertir en conectividad y alcances de internet a las comunidades alejadas, más que querer ponerles un banco que no usarán.

Prepárate que el cambio de paradigma ya comenzó, en este que es el siglo de los servicios llegará el momento en que casi todo lo podremos hacer por medio de los teléfonos inteligentes y así como ahorita vemos con asombro las fotos de las filas que se hacían para usar los teléfonos públicos nuestros nietos verán como un absurdo las fotos de las filas que se hacen actualmente afuera de los bancos.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieres que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi Twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/

rmr

Síguenos en Google News para estar bien informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.