Nos invade el reino de la mentira

Nos invade el reino de la mentira

La 4T y las obras del nuevo sexenio suenan muy bonito pero ¿qué pasa si nada es cierto y es puro lenguaje populista?

Vista panorámica

Hay polarización en México después de las elecciones: para unos es la derrota grande, decepción profunda, para otros es una victoria aplastante que los hace triunfalistas, prepotentes, con un dejo de desprecio.

Se sienten estos últimos en la gloria y quieren hacer sentir que estamos en el mejor de los países y que esto va a continuar en el segundo piso de la 4T. En realidad, el nombre 4T está tomado del movimiento mundial de la 4a Teoría Política, de la Internacional Populista que quiere someter al mundo.

Una narrativa así, la oficial, hace soñar y debiera ser causa de gozo inmenso para los 130 millones de mexicanos. Ese bello soñar en un país de primer mundo, con el mejor gobierno y la mejor presidencia, con una selección de fútbol que gana la copa América, en el que se resuelven los grandes hierros, fracasos y graves necesidades de un plumazo. Basta una declaración de la presidencia y se borran los problemas.

Entonces, ¿cómo se explica la angustiosa versión de quienes palpan la realidad y ven un país con retrasos, graves necesidades y derrotado en muchos campos como la selección mexicana de futbol.

Dónde poner situaciones como las de los damnificados del Estado de México, apenas llueve y se inundan y se desborda el lodo y las aguas negras. ¿Por qué los servidores públicos no hacen su tarea para prevenir el manejo inteligente del agua?

Estas lluvias son milagrosas y nos encontraron desprevenidos. Ya debiéramos estar sembrando muchísimos árboles para aliviar a la naturaleza y preparar las futuras temporadas de lluvia. ¿Vamos a reaccionar y aliviar la naturaleza? Es triste, pero es de dudarse.

La luz de lo alto

Debemos actuar como una sociedad, no de brutos y aturdidos, sino de personas inteligentes y eficaces que resuelven los problemas al momento.

Así comprendemos que estas lluvias son milagrosas y nos encontraron desprevenidos. Ya debiéramos estar sembrando muchísimos árboles para aliviar a la naturaleza y preparar las futuras temporadas de lluvia. ¿Vamos a reaccionar y aliviar la naturaleza? Es triste, pero es de dudarse.

Amamos a México y nuestra intención no está en atacar a los adversarios, en México no debe haber adversarios, somos una patria, una familia que puede tenernos todos unidos… Sería México el país más bello del planeta.

Nadie puede satanizar y hacer que ver la realidad sea un delito. Imponer la realidad, los otros datos del gran jefe y de su gente, intrínsecamente es un crimen gravísimo delito.,

Debemos defender la verdad para que México no caiga en las aguas negras y el lodo resbaloso y huidizo de la realidad que no existe en los hechos sino en la imaginación y las declaraciones dogmáticas de la narrativa oficial.

Cuando la verdad es evidente no se pueden negar impune, inteligentemente sin pecar contra la verdad y los principios universales e inmutables de la lógica. Es la verdad que nos ha guiado desde el principio de la civilización y que hecho posible la civilización hasta los grandes avances de la ciencia y del pensamiento donde se desarrolla la gestión de la cosa pública y el gran progreso inteligente de todos los hombres.

Hay actitudes de los demás que son inaceptables, intolerables porque son una ofensa a nuestra inteligencia. Es el caso de la frase: “Pintar raya con AMLO es pintarla con el pueblo”. Es una afirmación que parece lógica, pero es absurda. Revela una confusión mental y un caos de la lógica y una falta de honestidad para asumir la realidad. Implícitamente afirma que AMLO es el pueblo (!!!) Y que AMLO vale más que los 130 millones de mexicanos, cuando AMLO vale lo mismo que el más humilde de los mexicanos.

Cuando Sheinbaum se refiere a la crítica de que es militarización meter la Guardia Nacional a la Sedena, ella, con su negación resuelve, simplemente niega. Afirmando lo contrario resuelve la objeción, pero solamente en su retórica populista que no cambia nada a la realidad: meter la Guardia Nacional dentro de los militares es militarización. Hemos visto el caos cuando los militares militarizan el Estado. Tuve compañeros en Francia que huyeron de Chile porque un militar, Pinochet los quería matar. En México conocimos a otros chilenos refugiados.

No podemos vivir en la enajenación, como los infantes que viven en un cuento de hadas. No se puede construir nada sin el fundamento inconmovible de la verdad del hombre “sobre el lugar que ocupa el hombre en la naturaleza y la sociedad… Esta se manifiesta en la religión, la filosofía y el genio poético…” (Compendio de la doctrina social de la Iglesia n. 14)  14 . Hay que pensar, estudiar…

 Apoyándose en la ocurrencia y los “otros datos”, se construye sobre el vacío y el relativismo. Es una enajenación y la cultura del capricho de uno y de la mentira se esfuma al contacto con la realidad. Es como un cuentito de niños que se esfuma cuando el pequeño abre los ojos. Es una huida en la enajenación.    

La Iglesia Católica expresa la búsqueda de Dios. “Dios le ha dirigido su Palabra a lo largo de la historia, más aún el mismo ha entrado en ella para dialogar con toda la humanidad y para revelarle su plan de salvación, de justicia y de fraternidad. En su Hijo, Jesucristo hecho hombre, Dios nos ha liberado del pecado y nos ha indicado el camino que debemos recorrer y la meta hacia la cual dirigirse”. (Compendio de la doctrina social de la Iglesia, n . 17).

No podemos vivir sin la verdad, columna fundamental de la sociedad que se busca y se construye.

rmr

logo
Mi Morelia.com
mimorelia.com