La 76 Legislatura, llamada a ser actora de importantes fenómenos políticos

La 76 Legislatura, llamada a ser actora de importantes fenómenos políticos

En el ocaso del actual Congreso local se pelearán hasta recoger a su favor lo más que puedan, en el último trimestre que les queda de fuero. Con un poder disminuido, cierto, pero se observan aún a varios(as) voraces que saben que no repetirán Legislatura.

Después de meses de turismo electoral, ahora sí, quieren presionar para nombrar a los titulares pendientes de las salas del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, en la Auditoría Superior, falta el auditor de normatividad, el especializado en fiscalización municipal, consejeros de Derechos Humanos (organismo al que el Congreso pretende exhortarlo a que transparente y rinda cuentas oportunamente); amén de algunos “autónomos” que, en muchos casos, solo son organismos parásitos. 

Legisladores ven como su última oportunidad para sacar raja política y dejar en algunos de estos cargos a afines.

La siguiente Legislatura es la que debería aprobar todos estos pendientes legislativos, total, si el Estado lleva meses con estos vacíos, no pasa nada un par de meses más; por la sencilla razón que a los actuales diputados no les importó durante meses resolver su trabajo.

El próximo parlamento michoacano transitará como un actor importante en reformas de gran calado que también llegarán al estado como la renovación al Poder Judicial.

También veremos qué pasa a nivel federal con los “autónomos”, ya que se proyectan reformas que después, tendrán que ajustarse en a nivel local. Desde luego que comenzará el pataleo por los interesados en mantener esas posiciones ya que son cotos de poder (doctrina del Shock). 

¿Y cómo van los amarres legislativos?

Es un hecho que la Junta de Coordinación Política ya está amarrada en gran parte: estará Guillermo Valencia, por el PRI; Marco Polo Aguirre, por el PVEM; Octavio Ocampo, PRD; Reyes Galindo, PT… ya están definiéndose los restantes, pero en otra ocasión los comentaremos.

El PVEM, por ejemplo, quiere Finanzas del Congreso (¿seguirá el moche mandando?), Servicios Parlamentarios para Morena. Una de las pretensiones políticas es erradicar, o al menos frenar, el excesivo gasto de los diputados, tanto en su representación personal (es decir, restaurantes, bares, etc), como en los apoyos mensuales que reciben y que, gran parte de legisladores no entregan, pero sí envían a gente de su confianza a que cobren y les devuelvan el dinero.

 rmr

logo
Mi Morelia.com
mimorelia.com