El soberano es el pueblo

El soberano es el pueblo

¿La MAYORÍA manda? ¡NO! El presidente es el primer mandatario, servidor del pueblo, no su dueño. Verdad, no demagogia.

Vista panorámica

Hay quienes creen, los vencedores, en una victoria aplastante en las pasadas elecciones, hay que ver cómo sabios y no como ebrios de la victoria en los votos.

Quienes tienen conceptos claros de gestión del poder en democracia, toman la distancia de las cosas y ven con claridad la realidad y el rumbo que se dibuja en lo futuro. Están vigilantes. Reflexionan y tratan de ver con claridad los acontecimientos, sus causas, la actuación de los agentes.

La raza de bronce, esté vivita y es muy aguerrida. Ha renacido siempre de situaciones más complicadas y sangrientas y ataques de los poderes del mal, el egoísmo y bajas pasiones.

Hay quienes ven la jornada electoral plagada de irregularidades y expresiones de falsedad, y legalidad y atentados contra la democracia. Si el triunfo fuera transparente y conforme a la tradición y las leyes la democracia. Los ciudadanos honestos tienen un dolor parte cuando hay violaciones a los principios de la democracia, mentira e intenciones ocultas y antipatrióticas.

El mexicano no es ignorante ni ingenuo, sabe detectar el mal que puede aparecer en la conducta de los hombres y de las sociedades.

Para muchos mexicanos se pasaron las lecciones, ya están en otra cosa, menos trascendente para el pueblo, pero para ellos más divertida y placentera, del momento. Muchísimos ya están en otra cosa. Para ellos, la democracia ya quedó archivada.

No estamos vencidos, ha sido sólo un golpe bajo y con muchas mañas..

Estamos de pie, listos para la etapa postelectoral, para la lucha buscando la victoria final de México.

No hay que deslumbrarse como si fuera algo total, perfecto, genial.

El triunfo les parece enorme según los votos emitidos. Pero se encandilan Exageran e inflan el triunfo.

La victoria les parece legal , enorme según las apariencias pero es espuria porque hay muchas violaciones y regularidades: y regularidades compraron muchos votos con islas limosnas de los programas del gobierno, fue inducida con promesas, fue impuesta con amenazas. Muchos mexicanos vendieron su voto por viernes efímeros, programas sociales y limosnas de todo tipo, una ventaja material efímera.

Hay más votos por todo Claudia porque hay más votantes, la población ha aumentado, hay más votantes en el 20 24.

Les parece que todos los mexicanos votaron por Claudia. están ebrios de su triunfo y exageran.

Hay que matizar: ¿qué son 36 millones de votantes morenistas?. Tienen mayoría cualificada, dirían ellos. No hay que inflar el triunfo. No son la mayoría que dicen, hay que matizar y relativizar.

Se creen que son todo, que pueden hacer lo que les dé la gana, que son dueños del futuro del país y nada puede detenerlos en sus planes partidistas, ideologizados, sectarios. Se creen por encima de la ley y de la Constitución. Están inflados y endiosados, no les importa ir contra la nación, los derechos de los ciudadanos, que pueden acomodarse las leyes, borrar la democracia y acabar con una vida de paz y de libertades y los progresos democráticos en México a lo largo de la historia.

Mientras tanto dan la espalda al país que se desangra y muere y se extingue en las reformas amañadas, necias antidemocráticas y sectarias para seguir la línea del gran jefe, con las directrices de la Internacional Populista, movimiento totalitario y ateo .

La luz de Dios

El hombre es sabio, en su reflexión entiende las cosas y su papel en la situación, no se marean en la ebriedad del triunfo que no se construyó siempre con pulcritud, con el imperio de la ley, la Constitución y el respeto de la norma en los procesos electorales.

Hay que desinflar su mundo deformado y exagerado y volver a la realidad más serena y verdadera a los triunfadores electorales.

Quienes son la mayoría. México es la totalidad de los pobladores como 130 millones de habitantes.

Se creen el todo, una inflada y totalitaria mayoría cualificada, se creen que son todo el pueblo. Matizemos:

La totalidad de la familia mexicana somos los 130 millones de habitantes, no sólo los 36 millones que votaron por Claudia. ¡Qué diferencia !

Los mexicanos en edad de votar son

los mexicanos electores que votaron fueron

de los votantes, 36 millones le dieron su voto a Claudia. No son los 90 millones de lectores, son poco más de una tercera parte.

El gobierno es para todos los mexicanos no sólo para los votantes Claudinos y para las tribus del partido oficial.

Es necesario gobernar para la totalidad y la inmensa mayoría del pueblo de México por encima de una parte minoritaria que representa el gobierno partidista.

Los eligió el gobierno para la gestión de la cosa pública no para que impongan las ideas personales, ideologizados, caprichosos y cerradas.

El gobierno debe escuchar la población y buscar el bien común no el capricho del gran jefe y proyectos personales e impuestos por la internacional populista sin la Cuarta Teoría Política que quiere arrasar con todos los valores de la modernidad y no tiene nada para poner en su lugar.

Es la post elección, los mexicanos deben poner bien los pies en la realidad, alzar la cabeza y orientarse, no dejarse imponer la idea del jefe sino tener su proyecto de nación y construirla y no agacharse y dejarse llevar como una borregada.

El 12 de junio fue sólo un evento como pasado el cual hay que retomar la marcha de México para librarse de los perversos y sanguinarios y concepto: el país que todos juntos soñamos, que inventamos sin imposición de un gran jefe empujado por por la bota mundial populista y la cuarta teoría política que se impone desde el poder de las tinieblas.

La democracia en la verdad, la justicia y el Bien.

logo
Mi Morelia.com
mimorelia.com