El enigma de la gran elección

El enigma de la gran elección

Sin entender el resultado, con asombro . con la sensación de una derrota campal como aquella de la batalla de Waterloo

Sin entender el resultado, con asombro, con la sensación de una derrota campal como aquella de la batalla de Waterloo

Vista panorámica

Resultado inesperado el de la votación del 2 de junio, pero no tanto. Con el líder natural y efectivo de MO--NA todos se podía esperar. Tal vez haya algunos opositores por palabra agentes que puedan parecer derribados, con la frente en el polvo. Es sólo un paso difícil. Los vencedores en los comicios no son el pueblo ni dueños del pueblo. El verdadero artífice y héroe de la historia, el que hace historia es el pueblo. Es el que se toma su lugar en medio y el que va hacer historia en adelante. ¡No nos confundamos!

El pueblo se levanta, se controla, fuerte y seguro y es el que decide los pasos a dar y el proyecto a realizar.

Hay muchas cosas que no entendemos en el proceso electoral: datos que a muchos no les checan, inesperados, hay muchas cosas que no entendemos. Si hay ira por muchos abusos y arbitrariedades, prepotencia y desacato a la ley. Después de una ola de faltas graves contra la democracia y la dignidad del pueblo se siente decepción, tristeza e inconformidad y una ira lógica y larvada.

Los actores oficialistas, los líderes, las tribus no han respetado un código de ética en democracia y en moral.

El pueblo, despreciado por muchos líderes, por siglos ha sido mantenido en la postración, la ignorancia, la falta de compromiso en la construcción de México. No ha sido educado en la participación democrática. Por eso, ahora es muchas veces irresponsable, no vota ni defiende su dignidad. Fácilmente se deja comprar por limosnas, regalitos, promesas que no se cumplen.

Son conocidos los actores grandes de esta historia, concretamente de algunos lustros para acá, ahí están sus obras: formación y crecimiento en el PRI, luego en el PRD. Ha habido actos vandálicos vergonzosos y deplorables. Algunos ejemplos: quema de los pozos petroleros, toma de Paseo de la Reforma, toma de posesión como presidente legítimo, etc. etc.

No habido una actitud consistente, honesta, pura con relación a la democracia: el Ejecutivo controla el congreso por medio de su mayoría, persecución del poder judicial y de los órganos independientes y de sus actores que mantienen la separación de poderes.

La relación con el narco ya no es dudosa, hay muchos signos que no dejan duda: la cercanía con Badiraguato, la liberación de Ovidio Guzmán, impunidad y fugas. La política de abrazos y no palazos, la orden de no disparar a los narcos. Los medios internacionales nos dan como un hecho incontrovertible.

Hay coincidencias entre la gestión de la justicia, o sea impunidad y la retórica amistosa para con los narcos, no atacarlos sino atacar las raíces del mal, mandarle a la Guardia Nacional que no les dispare, como declaraba Hipólito Mora. Los medios internacionales informan de este entendimiento y la negación a aplicar la ley a los asesinos y de los acercamientos con los grandes cárteles. Abrazos y no balazos, impunidad.

En el resultado de la votación, los datos oficiales no coinciden con datos que tomaron algunos participantes de casillas. Hay una diferencia enorme con datos que nos llegan desde otros países, no concuerdan con los datos oficiales., Así los datos que publica el Instituto de ciencias políticas de París La duda flota sobre nosotros y pone en duda la honestidad y objetividad de los resultados oficiales.

La luz de Dios

Si la victoria fuera limpia y clara, si se diera según los grandes valores de nuestra fe y de nuestra civilización occidental e indígena cristiana, todos saltaríamos de gozo por la victoria. Si fuera una victoria limpia y clara de democracia… Tristemente no es así. Hemos vuelto a la repudiada dictadura del PRI en los peores momentos. Yo vivía por esos años en Europa y todos veían en México como una dictadura de partido.

Tristemente no ha habido confianza rectitud, honestidad, vocación democrática en en las personas al Gran Jefe, en sus cercanos y en una turba de incondicionales. muchos de ellos necesitan curarse de fanatismo y enajenación. Se siente la fidelidad a la persona del gran jefe no a la patria. Ha sido evidente y descarado en las votaciones de los legisladores que siguen línea y daban la espalda a los intereses de México.

Si en estos procesos viéramos como brilla la verdad, universal no de una persona o un grupo que se expresan en los “otros datos” en los sueños y frustraciones y deseos de una persona, en una narrativa alejada de la realidad. Si México viera que se busca el Bien Común, las condiciones de vida, la superación de los problemas, fracasos y pobrezas. Si en México no hubiera tantos fracasos, retrocesos, crímenes y contaminación y muerte de la naturaleza, devastación, cambio climático, sequía.

Debemos estar al alba, con una mirada adulta crítica puesta en la realidad. Ningún hombre es Dios que todo lo hace bien. El corazón del hombre está dividido y es capaz de hacer la iniquidad: egolatría y propósitos egoístas y ruines. mentira, falsedad, engaño, tiranía de las bajas pasiones, criminales hipocresía y necedad. El demonio seduce al hombre y lo lleva a lo más bajo, a los crímenes más crueles y bestiales. Hemos descendido a niveles muy bajos de crímenes, de atentados contra la dignidad humana y contra la vida, de brutalidad y salvajismo.

El hombre es capaz de fingir, de mentir para buscar sus intereses perversos. El ser humano se puede convertir en un demonio que busca el poder para sí mismo, quiere sentirse igual a Dios. El demonio, señala Jesucristo- es mentiroso y asesino. Sus obras que manchan de sangre y luto a los mexicanos están presentes por todos lados en México.

Haciendo alusión al general de Gaulle, México no ha perdido la guerra, ¿ha perdido una batalla? Solamente ha perdido una elección trabajada durante todo un sexenio, con la presión de los programas sociales, con las limosnas que les dicen a los humildes que son regalos de AM.

México va reaccionar a sacar la dignidad y a tomar su lugar único y central como pueblo, creador de historia. Estamos de pie y no hemos perdido la dignidad. Guardar programa.

rmr

logo
Mi Morelia.com
mimorelia.com