Cumbre de los tres amigos

Cumbre de los tres amigos

Hay que separar el trigo de la paja, de los juegos políticos y publicitarios, hay que separar la atención a los problemas reales del pueblo.

Vista panorámica.

Muchos suponemos que quien impulsó este encuentro fue el presidente Biden que ha mostrado altura de estadista y un comportamiento serio.

El evento se maneja por muchos en un estilo e interés publicitario. Hay quien aprovecha la ocasión para hacer ruido y vender la noticia, hay quien no desaprovecha el momento para sus poses populistas que parecen ingenuas.

El encuentro se tardan en llegar demasiado tiempo, en buena medida por la actitud del amigo de Andrés Manuel, Donald Trump. En el mundo de hoy se aprecian y se facilitan por la hiper comunicación este tipo de encuentros.

Como un mensaje entre líneas, hay quien sugiere tener un gran poder para cambiar el rumbo de la historia de nuestro país, que cumple su eslogan de campaña: Juntos Haremos Historia.

Se hace gran ruido en México en torno a esta Cumbre. Los reflectores y los micrófonos de prácticamente todos los medios de comunicación en prensa, radio y televisión pusieron en el centro de la atención esta Cumbre. Se trata muchas veces de armar un gran show conmociona al público. El evento político se convierte en espectáculo.

Para los seguidores de cierta tendencia social y política, en una manera de pensar maniquea, es un éxito espectacular. Van a resolver los problemas pronto. Estamos en el mejor de los mundos, diría Cándido de Víctor Hugo, en su optimismo exagerado.

Los comentaristas que piensan que se pronuncian seria y científicamente sobre los acontecimientos y las tendencias sociales matizan mucho el resultado de la Cumbre. Señalan que, en realidad, no hubo compromisos de los jefes de México, Estados Unidos y Canadá. Finalmente se trata más bien de la preparación de una cumbre para el 2022.

No se atienden problemas de suma importancia, que exigen una solución inmediata, por la gravedad de las amenazas y el deterioro de la ecología humana y ambiental.

Así, la amenaza angustiante del cambio climático que amenaza nuestra calidad de vida. El calor insoportable y otros fenómenos meteorológicos nos asfixian y van a ser imposible la supervivencia del hombre y los seres vivos en este planeta que el Creador nos entregó como una casa grata e increíblemente bella. Es la cuestión de las energías contaminantes y las limpias de las que se hizo mención sólo como accidental y periféricamente.

La luz del Altísimo

El ser humano, como sapiens, dotado de inteligencia y voluntad, pensamiento y libertad, hace su vida y construye la sociedad en comunicación, es una forma de interactuar. Tomás Merton escribió un libro: Ningún Hombre es una isla.

Es cierto que la comunicación es una acción compleja, rica y variada, que requiere reflexión y compromiso pero es indispensable para vivir en sociedad. Se ha reflexionado y escrito mucho sobre el tema. Hay carreras en las ciencias de la comunicación.

Tanto los que producen la comunicación, quienes la filtran y transmiten y quienes son los receptores necesitan una actitud de apertura, atención a los eventos y reflexión. Se necesita tener un criterio formado con rectitud, como un filtro para retener la verdad entre tanta basura de manipulaciones de quienes dan vuelo a su vanidad y protagonismo siguiendo intereses bastardo y mezquinos.

Hay que distinguir a los ignorantes que se dan aires de gran autoridad en conocimientos en la materia y hacen gala de moral impecable. Éstos recuerdan las pretensiones intelectuales y morales de los fariseos, enemigos acérrimos del Hijo de Dios.

Las informaciones nos pueden marear y hacer perder la perspectiva objetiva y dejar los rábanos por las hojas. Es lo suyo de los medios de comunicación sobre todo de la televisión y los medios electrónicos, convertirlo en espectáculo. Giovanni Sartori afirma: la televisión todo lo convierte en espectáculo.

Sabemos que es la política, cuál es su misión y su visión, sin embargo, el ideal de política no existe en estado puro. Es cierto que hay políticos coherentes que buscan realizarlo. Muchos otros no entienden su tarea, llegaron ahí por otros movidas pragmáticas y por sus ambiciones.

Son conocidos los vicios de los políticos, que ellos metamorfosean y maquillan con una retórica falaz y consumada.

Por otra parte, es conocido, a quienes reflexionan sobre la marcha de la historia, que hay terribles fuerzas que se oponen a los ideales del bien común, de la ecología, de un código de moral en la conducción de los miles de millones de seres humanos.

Para muchos no es desconocida la presión terrible de la elite del dinero que desde las sombras o en la media luz gobierna el mundo, gobierna los gobiernos de los países. Ellos tienen otros intereses propios de su facción, defienden sus intereses particulares. Ellos están detrás de campañas anti naturales y adversas a la dignidad humana como el orgullo gay, el aborto y la eutanasia.

Que lejos estamos del ideal de la gestión de la cosa pública encargada a la clase política. El gobernante,-comento la doctrina social de la Iglesia, revelada por Dios-es “elegido por Dios… Deberá hacer visible… Su diseño de salvación (Proyecto Secreto). Deberá por tanto hacerse defensor de los débiles y asegurar al pueblo la justicia”.

Algunos no lo entienden, otros lo rechazan por sistema o por ideología liberal, pero está presente en la cultura de México: la fe de Cristo es una gran luz y lleva a defender el bien común y construir la patria ideal.

Síguenos en Google News para estar todo el tiempo informado: MiMorelia.com

Te puede interesar

No stories found.
Mi Morelia.com
mimorelia.com