Libre la circulación en el Libramiento Poniente, frente a la Secretaría de Seguridad Pública, ya se retiran los policías y la circulación se abre en los dos sentidos

 

Avenida Nocupétaro, desde la avenida Michoacán, el avance es lento pasando por la calle de Acacia y con dirección a la avenida Madero Poniente, hasta 5 o 6 tiempos para cruzar la luz verde del semáforo

 

Colapsada la circulación sobre avenida Madero Poniente para los que van del Obelisco a Lázaro Cárdenas con dirección hacia la avenida Pedregal, muy complicado el avance 

 

A partir del Panteón Municipal con dirección al Obelisco a Lázaro Cárdenas, la circulación de la Calzada La Huerta está a vuelta de rueda todo ese trayecto, pasando por el Palacio de Justicia

¿Resisten? Atleta mexicano se avienta el "salto del tigre" en camas "antisexo" de Olímpicos

Jorge Cárdenas, quien representa a México en halterofilia, puso a prueba las controversiales camas "antisexo"

NoImage
(Fotograma: TikTok/@jorgecardenaxxx)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El atleta mexicano Jorge Cárdenas decidió probar las controversiales camas antisexo” instaladas en la Villa Olímpica de los Juegos de Tokio y así resolver qué tan resistentes son. 

Te puede interesar: Camas para los atletas de Tokio son "antisexo"

A través de su cuenta de TikTok, donde Jorge Cárdenas comparte ahora su día a día en Tokio a sus más de 97 mil seguidores, el halterista publicó un video en el que puso a pruebas las camas individuales hechas con cartón reciclable.

Y es que como se recordará, hace unos días se informó que las camas que les acondicionaron en este año son para evitar la intimidad, y así evitar contacto y contagios de Covid-19. 

Por lo que Cárdenas no dudó en romper el mito y se grabó para todos sus seguidores en un video que tituló “Para los que preguntan por las camas ‘antisexo’”.

En el visual, el halterista se paró cobre una cama contigua y se aventó con fuerza a otra que tenía cerca, misma que no presentó defectos tras la caída del deportista. 

Cárdenas terminó el video mostrando sus pulgares hacia arriba y dejando ver que las camas pueden soportar un peso máximo de 200 kilos. 

rmr